Salida fácil

Hace un año la mandataria, Amalia García Medina, llenó de buenos deseos y programas sociales a los zacatecanos con un discurso, el 5 de enero,  con el que trató de demostrar su “interés” por el pueblo.

Al inicio del año pasado la gobernadora dijo:

En este inicio de año 2009, les deseo a todas y a todos los zacatecanos que gocen de salud, de unidad familiar y de bienestar. Hemos iniciado un nuevo año con decisión, con entusiasmo y con acciones y resultados para el desarrollo de Zacatecas.

Un gobierno responsable, con visión humanista y compromiso social como el nuestro, siempre va más allá de los buenos deseos. Actuamos siempre en beneficio de la gente. También, actuamos con realismo y con conocimiento de los retos que nos enfrentamos.

Hoy la crisis económica es una preocupación en el mundo entero. Es un fenómeno global que afecta a México y a los países más desarrollados del planeta: en el país ya se empiezan a reflejar sus efectos por la escalada de precios en el combustible y los alimentos, lastimando a las familias mexicanas, que además temen por la pérdida de empleos.

Por eso, he decidido implementar aquí en Zacatecas, desde este mes de enero, medidas concretas de respaldo a la población ante los efectos de la situación económica nacional.

A las mujeres y a los hombres trabajadores de Zacatecas les informo que he decidido crear un seguro de desempleo en nuestro estado, constituyéndose en el primero del país, con un programa de esta naturaleza, descontando al Distrito Federal.

Un gobierno con vocación social como el nuestro, que asume como un compromiso garantizar derechos para todas y para todos, en una medida de esta naturaleza también está obligado a garantizar su acceso universal para todos quienes pierdan su empleo formal.

A un año de distancia, la mayor duda es: ¿Por qué mejor no generar empleos que otorgar mejoralitos que en poco o nada ayudan a la población?, eso sólo García Medina lo sabe.

Los comentarios se han cerrado.