La caterva de aduladores del gobierno estatal tiene, en Marco A. Casillas Arredondo, a su indiscutible “emblema”. Por él y para él intentó meter las manos al fuego nada menos que Amalia Dolores García Medina. Quería, a como diera lugar, que condujera el programa Nuestro gobierno trabajando, pero fue vetado en Televisa… y sigue igual.


Nuestros lectores comentan

  1. Hija jamás en la vida habíamos trabajado tanto, pero cuanto bien
    le estamos haciendo a nuestro Estado,
    ve haciendo las maletas que terminado
    el sexenio de ingratitudes nos vamos
    a Europa.