Víctor Hugo Martínez/ntrzacatecas.com
Víctor Hugo Martínez/ntrzacatecas.com

Washington.- El sistema nacional de museos Smithsonian anunció la inauguración en esta capital de la exposición sobre el programa de mayor afluencia de trabajadores temporales suscrito entre los gobiernos de los Estados Unidos y México, entre 1942 y 1964.

“Esta exhibición es una historia importante para contar, algunas veces con controversia, pero es una parte importante de nuestro pasado”, dijo en conferencia de prensa Wayne Clough, secretario de la Institución Smithsoniana, al anunciar la apertura de “Cosecha Agridulce: el programa bracero 1942-1964”.

La exposición se ideó en torno al trabajo del reportero gráfico Leonad Nadel, quien en 1956 viajó a través de México y el suroeste de Estados Unidos para documentar violaciones a los contratos y calidad de vida de los trabajadores agrícolas del programa bracero.

“El programa tuvo importancia directa sobre las políticas migratorias y laborales, y en mayor medida sobre la formación de las comunidades mexicoamericanas”, se lee en la museografía de la exposición.

“Con su legado de luchas y éxitos, se puede afirmar que la historia del programa del bracero ha sido evidentemente amarga y dulce ala vez”, añade.

El Museo Nacional de Historia Americana adquirió el material de Nadel para “preservar la importancia de la historia latina en los Estados Unidos”, agregó Clough.

Stephen Velásquez, curador de la exhibición, señaló que fueron a las comunidades a entrevistar a los trabajadores para que les contaran su experiencia y ahora tienen más de 700 testimonios orales”,

Algunos se pueden oír en español en la exposición que presenta también objetos de la vida cotidiana y herramientas de trabajo, además de 170 reproducciones fotográficas y 17 impresiones originales de Nadel.

El “Programa Laboral de Emergencia Agrícola” consistió en una serie de acuerdos binacionales entre México y Estados Unidos, que enlistó a unos dos millones de trabajadores mexicanos a través de la expedición de 4.6 millones de contratos laborales de corto plazo.

“Esto es muy personal para mí, mi padre estuvo en este programa”, señaló la secretaria del Trabajo, Hilda Solís, durante el acto.

Recordó que durante su trabajo legislativo en California introdujo la ley que prohibió el uso del “cortito”, un azadón de mango corto que obligaba a los trabajadores agrícolas a permanecer por horas inclinados, ocasionándoles serias lesiones de espalda.

Los empresario agrícolas consideraban entonces que el uso del cortito dañaba menos plantas y hacia más fácil ver si los braceros descansaban. El uso del cortito fue declarado ilegal en 1975.

La exhibición permanecerá en la ciudad de Washington hasta enero del 2010 y viajará posteriormente a 250 museos, bibliotecas y universidades en el país con objeto no sólo de “contar una parte importante de la historia del país, sino también para que la gente continúe aportando materiales”, indicó Amanda Cane, directora del proyecto.

(Con información de Notimex)


Los comentarios están cerrados.