Pedro Valtierra, hombre sencillo, culto y alegre

Zacatecas, Fresnillo.- El 29 de junio de 1955, San Luis de Ábrego, Fresnillo, vio nacer a Pedro Valtierra, hoy reconocido fotógrafo de talla internacional y el primero en recibir el renombrado premio Rey de España, en 1998.

Hijo de Juan Valtierra Ortiz y María del Socorro Ruvalcaba Carrillo, Pedro, el tercero de 12 hijos, siempre mostró enorme gusto por la fotografía, y atento observaba las imágenes fotográficas de los periódicos y revistas que vendía.

Hasta los 12 años vivió en San Luis de Ábrego y estudió los tres primeros años de primaria en la escuela Beatriz González Ortega, en Tejujan, un poblado vecino. En la localidad San Marcos también estudió un año.

De 1967 a 1969 vivió en Fresnillo. “Siendo muy chico vendía periódicos y revistas, entre los que recuerdo El Sol de Zacatecas, El Heraldo, Alarma y Lágrimas y risas, El libro semanal y el famoso Libro vaquero”, con los cuales se pasaba buen rato observando las fotografías, pues llamaban su atención.

También recuerda que trabajó en la Peluquería Hidalgo, propiedad de Víctor Dávila García, a quien recuerda con gran cariño, pues se hicieron grandes amigos; ahí laboraba en sus ratos libres, pues en aquella época asistía a la escuela un rato por la mañana y otro por la tarde.

En 1969 se marchó a México con su familia e ingresó a la escuela El Pípila, frente a la residencia oficial de Los Pinos, donde estudió el último año de primaria.

Al terminar la primaria, lo primero que pensó fue en seguir trabajando, no importaba de qué; por ello fue bolero, albañil y vendedor de discos, entre otras cosas.

Cuando Pedro tenía 14 años de edad, su padre conoció a personas que eran de Fresnillo, y le dieron trabajo tanto a él como a algunos de sus hermanos, “los más grandecitos, que debían haber tenido entre 10 y 13 años”, en el mercado de Cartagena, en Tacubaya. Su madre mientras tanto cuidaba al resto de los hermanos, quienes eran aún muy pequeños.

Pedro tiene muy presente que en 1971 se desempeñaba como bolero y gracias a ello tuvo la oportunidad de entrar a Los Pinos, conociendo ahí a Ricardo Rocha, Jacobo Zabludosky, Lourdes Ramos, Guillermo Ochoa, entre otros, y a Joaquín López Dóriga, con quien hasta la fecha lleva una buena amistad; esto sucedió en el sexenio de Luis Echeverría.

Dado que entraba y salía de Los Pinos, a decir de él como Juan por su casa, logró conocer el laboratorio fotográfico, el cual de inmediato le fascinó y fue ahí cuando le nació el amor por la fotografía.

Pedro es un hombre extremadamente sencillo, culto y tiene un carácter alegre. Actualmente tiene a su cargo la Fototeca de Zacatecas y, pese a que continúa viviendo en la ciudad de México, compagina a la perfección sus importantes responsabilidades en Zacatecas.

La obra de Pedro Valtierra se ha presentado en diversos espacios culturales, su objetivo es dar a conocer, a través de su gran pasión, la fotografía, parte de nuestra cultura, que es casi infinita.

3 comentarios en “Pedro Valtierra, hombre sencillo, culto y alegre