Causan productos “chatarra” y sedentarismo obesidad infantil

Toluca.- Los productos “chatarra” que se expenden al interior de tiendas escolares y afuera de los planteles, así como la poca actividad física que realizan los menores en su tiempo libre, son causa principal de la obesidad infantil.

Frituras, botanas, galletas, pan, pasteles, dulces, refrescos y jugos embotellados son parte de la dieta diaria de los alumnos en los planteles escolares y constituyen ingesta de carbohidratos, sin que los alumnos realicen actividades para desecharlos.

“Cuando los menores llegan de la escuela no tienen actividad física, se quedan a ver televisión, en la computadora o en los videojuegos y comen papitas y palomitas”, señaló Laura González, médico en uno de los Centros de Salud del ISEM, en Tlalnepantla.

“Si a esto le sumamos que la mamá trabaja y deja comida para calentar en el microondas, poco saludable, pues completamos el círculo de mala alimentación y sedentarismo en que viven los niños”, destacó.

De acuerdo con datos del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), durante 2009 fueron tratados alrededor de 14 mil casos de menores de cero a cuatro años de edad con problemas de obesidad o sobrepeso.

Esta cifra representa el 1.1 por ciento del total de población de ese mismo sector, que a mediados de 2009, de acuerdo con datos del ISEM, era de 1.2 millones de menores.

Ante esta problemática, desde mediados de 2009 el gobierno mexiquense puso en marcha la difusión del programa “Cinco entornos para cinco pasos”, basado en la iniciativa del gobierno federal “Cinco pasos por tu salud para vivir mejor”.

Con este programa, las autoridades de Salud en el estado buscan proporcionar opciones sencillas para favorecer la actividad física y el consumo de alimentos de manera balanceada, a fin de disminuir las cifras de obesidad y sobrepeso.

“Muévete” es el primero de los cinco pasos, y consiste en caminar al menos 30 minutos al día; “Toma agua”, es el segundo y busca que los niños tomen al menos tres vasos diarios de agua y aumentar las cantidades de manera constante.

El tercero es “Come verduras y frutas” de manera constante; “Mídete” es el cuarto, encaminado a vigilar la circunferencia del abdomen e invita a la gente a moderar el consumo de sus alimentos.

“Comparte con familiares y amigos” es el quinto paso, el cual pretende que las actividades físicas se hagan en compañía de otras personas, para motivarse mutuamente a realizarlas.

En julio de 2009, la Universidad Autónoma del Estado de México dio a conocer los resultados de un estudio en planteles escolares de la entidad, el cual concluyó que la mala alimentación de los menores es la causa de los niveles de obesidad y sobrepeso.

La sugerencia, que fue bien recibida por autoridades del Instituto de Salud estatal, fue prohibir la venta de los productos “chatarra” en las escuelas y cambiarlos por alimentos sanos, así como aumentar a una hora diaria la actividad física en los planteles escolares.

Sin embargo, hasta la fecha ninguna de las sugerencias ha sido implementada como una norma en las escuelas públicas y privadas del Estado de México.

Sólo el gobierno municipal de Tlalnepantla, en el Bando Municipal que fue promulgado el pasado 5 de febrero, contempla la prohibición para vender productos chatarra al interior y 50 metros afuera de las escuelas del municipio.

Pero ante la falta de difusión de esta restricción, el gobierno de este municipio determinó dar tres meses de plazo a las escuelas y vendedores ambulantes.

Durante este tiempo darán cursos de nutrición y pláticas, tanto a padres de familia como a personal docente, alumnos y vendedores, para que sepan qué alimentos pueden y cuáles no pueden vender a los menores.

(Con información de Notimex)

Los comentarios están cerrados.