Tenencia de la tierra, principal problema indígena en Latinoamérica

Naciones Unidas.- La tenencia de la tierra, o la falta de documentos para sustentar su propiedad, es el principal problema que aqueja a los indígenas de América Latina, de acuerdo con Eva Gamboa, líder del Enlace Continental de Mujeres Indígenas.

“La no tenencia de la tierra trae problemas de violencia, desarraigo, discriminación, migraciones, crímenes y la muerte de la cultura, de la lengua, medicina, alimentación y tradiciones familiares”, indicó Gamboa, en entrevista con Notimex en la sede de la ONU.

Gamboa, representante de indígenas de Sudamérica, participó en el Foro Permanente de la ONU sobre Cuestiones Indígenas, que termina hoy tras dos semanas de sesiones, en el evento “Mujeres Indígenas: Empoderamiento y fortalecimiento organizativo”.

Gamboa explicó que en muchos países latinoamericanos, las autoridades gubernamentales exigen a las comunidades indígenas que demuestren con documentos la propiedad de la tierra que habitan.

De no sustentar la propiedad, las comunidades son desalojadas de los terrenos que habitan. Si tienen suerte, las autoridades les ofrecen otro espacio para vivir, aunque el daño, de acuerdo con Gamboa, ha sido hecho.

“No es igual si nos mandan a otro lugar que no es el nuestro. Nosotros tenemos arraigo con el sitio que habitamos, somos uno con la tierra”, afirmó la líder de la etnia Wichi, perteneciente a la provincia del Chaco, en Argentina.

Gamboa manifestó que en muchos casos de reubicación se provee a las comunidades de pequeñas viviendas, sin tierra para sembrar, lo que dispara una serie de problemas sociales y de salud.

“Como ya no pueden cazar, pescar, recolectar miel, los indígenas desplazados cambian su dieta, incluyen entonces azúcares y harinas, y aumentan sus problemas de salud”, aseguró Gamboa.

La líder señaló, sin embargo, que los gobiernos identificados con la izquierda en América Latina han comenzado a mostrar mayor sensibilidad con los indígenas.

Gamboa resaltó el papel de Evo Morales, indígena de la etnia aymara y presidente de Bolivia, como un factor que ha dado orgullo a los pueblos originarios y ha elevado su autoestima.

“Evo trajo un sentido profundo de pertenencia. Para muchos fue como darse cuenta de que, al final, no había sido malo ser indígena”, enfatizó Gamboa.

El foro “Mujeres Indígenas: Empoderamiento y fortalecimiento organizativo” fue convocado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), Family Care International y el Enlace Continental de Mujeres Indígenas.

Los comentarios están cerrados.