Fantasmas y “fantasmos” del sexenio que agoniza han empezado a mezclarse con “el pueblo”. ¡¡¡Qué horror!!!


Los comentarios están cerrados.