Aumenta producción y consumo de leche y carne de cabra en México

México.- El “mal de las vacas locas” y el avance en la investigación genética en la cría y desarrollo de cabras generó un incremento sustancial en la producción y consumo de lácteos y carne de esta especie, informó la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Caprino de Registro.

El dirigente de esta organización, José Oliveros, destacó que es prometedor el horizonte para la caprinocultura en México, al dar a conocer la realización de la Expo Nacional Ganadera y de la Industria Pecuaria 2010, del 11 al 28 de noviembre en el Palacio de los Deportes de esta capital.

También, subrayó que el “mal de las vacas locas” que se declaró en años recientes en Europa obligó a México a cerrar sus fronteras, lo que permitió a los productores nacionales organizarse a fin de controlar y mejorar su genética, así como la comercialización de su producción.

Añadió que la caprinocultura podría fortalecerse en México en los próximos años, ya que se registra en el país un incremento en la demanda de leche para producir quesos y otros derivados, que el mercado exige vada vez más.

Actualmente hay casi 10 millones de cabras en México, las cuales producen al año cerca de 40 mil toneladas de carne y 155 millones de litros de leche, detalló Oliveros.

Comentó que la asociación que dirige tiene presencia productiva principalmente en cuatro regiones: “La Árida y Semiárida, donde se produce 39.7 por ciento de la carne y 77 por ciento de la leche; la Centro-Bajío, con 21.4 y 21.3 por ciento, respectivamente; la región Mixteca, con 26.4 y 0.84 por ciento, respectivamente y la zona Tropical, con 12.4 por ciento y 0.88 por ciento”.

El dirigente dijo que las principales explotaciones caprinas se encuentran en Coahuila y Durango, en la región de La Laguna con 10 municipios; además de los estados de Guanajuato, Chihuahua, Jalisco, Zacatecas, Nuevo León y Michoacán.

Subrayó que Guanajuato es uno de los estados donde la caprinocultura ha crecido de manera importante con medio millón de cabras, las que son utilizadas para la producción de carne y para transformar leche en queso fresco y ranchero o para generar cajeta u otros dulces.

Actualmente, dijo, esta agrupación de ganaderos caprinos de registro cuenta con pruebas de producción de 150 mil lactancias, lo que demuestra la calidad de sus animales.

Su oferta de ganado de registro se compone 90 por ciento de raza Saanen, de Suiza, también Alpina y Toggenburg. Su producción anual de primalas es de dos mil a tres mil ejemplares y además de animales vivos están en posibilidad de exportar semen y embriones.

Ontiveros puntualizó que trabajan estrechamente con centros de investigación y con universidades del país, particularmente con la de Guanajuato y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Indicó que en la máxima casa de estudios del país desarrollan pruebas de sus ejemplares, cabras que superan los mil 200 litros por lactancia.

Los caprinocultores estarán presentes en la Expo Nacional Ganadera de la Industria Pecuaria para dar a conocer los procesos productivos de la leche que permiten la obtención de quesos y otros productos que están en la mesa de los mexicanos.

Los comentarios se han cerrado.