Trabajan talleres automotrices sin equipo ni capacitación

necesario para considerarse profesional, lo que representa no sólo un mal servicio sino también un alto riesgo al medio ambiente.

El Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI México) advirtió sobre los riesgos de la exposición de contaminantes al medio ambiente derivados de repintar unidades automotrices en la calle, sin el equipo adecuado y bajo ninguna metodología de trabajo.

Refiere que los compuestos orgánicos volátiles (COV) son sustancias químicas constituidas principalmente por hidrocarburos (thiner, gasolina) que se evaporan a temperatura ambiente y que participan en reacciones fotoquímicas.

Los COV son peligrosos contaminantes del aire por su capacidad como destructores del ozono y contribuyen a la formación del “smog”.

A corto plazo pueden causar irritación de ojos y garganta, náuseas, dolor de cabeza, reacciones alérgicas, mareos y fatiga, y a largo plazo pueden dañar el hígado, los riñones o el sistema nervioso central, además de tener propiedades cancerígenas.

CESVI México considera que en los talleres mexicanos de repintado es fundamental mantener “orden y limpieza”, además de que el pintado de un vehículo debe ser realizado por un profesional.

En este caso es importante hacer un lavado general de carrocería, desarmar de zona afectada si se trata de un siniestro, y preparar la superficie por medio de acondicionadores o tratamiento químico para metales descubiertos.

Asimismo, realizar una serie de pasos imprescindibles para preparar la superficie y hasta el pulido en caso de ser necesario, lo que no sucede en la gran mayoría de los talleres callejeros de las ciudades mexicanas, expuso en un comunicado.

Señala que deben cumplirse una serie de elementos para pintar, como los implementos de seguridad personal, una buena pistola de aplicación, diluyentes recomendados por los proveedores de pinturas (poliuretanos) libres de alcohol o contar con un compresor de aire que entregue buen volumen de aire y sin contaminantes, entre otros.

El director del CESVI México, Angel Martínez, dijo que pese a las condiciones adversas prevalecientes en esta actividad, los procesos productivos del sector de repintado automotriz han tenido grandes avances en materia de investigación, desarrollo y tiempo de ejecución.

Expuso que los cerca de mi 500 talleres que constantemente reciben capacitación por parte de CESVI tienen ahora conocimientos en áreas de evaluación, como equipos de pintura, laboratorio de coloristica, seguridad e higiene en el área de pintura, proceso de pintado, planeación y puestos de trabajo.

Reconoce que falta mucho por hacer, tanto en materia de conciencia como de capacitación entre los propietarios de talleres automotrices dedicados a la hojalatería y el repintado de autos en todo el territorio nacional.

Los comentarios se han cerrado.