Agencias
Agencias

San Juan.- Más de 130 policías y militares fueron arrestados hoy bajo los cargos de corrupción y narcotráfico a través del operativo federal Guard Schack en Puerto Rico.

En lo que las autoridades catalogaron como el operativo anticorrupción más grande realizado en la historia por la Oficina Federal de Investigación (FBI), fueron detenidos 94 oficiales y 44 civiles, funcionarios estatales y federales.

Los 133 acusados comparecieron ante los magistrados federales Camille Vélez Rivé y Bruce McGiverin, quienes determinaron negarles la libertad bajo fianza por considerarlos un peligro para la población.

Este megaoperativo provocó reacciones desde Washington, el Tribunal federal, en Hato Rey, y la Fortaleza, informó el diario puertorriqueño El Nuevo Día en su versión electrónica.

El secretario de Justicia de Estados Unidos, Eric Holder, hizo un llamado a los puertorriqueños a seguir denunciando los casos de corrupción.

“El pueblo de Puerto Rico se merece algo mejor”, dijo Holder desde la capital estadunidense, donde estuvo acompañado por la jefa interina de la fiscalía federal en Puerto Rico, Rosa Emilia Rodríguez, y la asistente del jefe del FBI, Shawn Henry.

El gobernador, Luis Fortuño, advirtió horas antes que no tolerarían actos de corrupción en las agencias, tras destacar la participación del superintendente de la policía, José Figueroa Sancha, en la investigación que inició cuando el jefe policiaco era subdirector del FBI en Puerto Rico.


Los comentarios están cerrados.