Agencias
Agencias

El coordinador del PT en el Senado, Ricardo Monreal, impulsa este martes un punto de acuerdo para exhortar a la Cámara de Diputados a que no permita la generación de nuevas plazas con elevado rango y onerosos sueldos en la Administración Pública Federal para el ejercicio fiscal 2011.

El senador hizo alusión a notas el lunes y el 17 de mayo pasado, en que se constata según un estudio del Instituto Belisario Domínguez el crecimiento y el impulso a la llamada “alta burocracia” en la administración panista.

Al respecto, el ex gobernador de Zacatecas dijo que el gobierno de Felipe Calderón pretende para el 2011 “engordar” a la alta burocracia, aunque ello implique aniquilar a los pequeños y medianos trabajadores de la administración pública federal.

“En pocas palabras, se trata de ‘despilfarrar’ dinero en puestos y condecoraciones innecesarias, y digo innecesarias porque muchas de estas áreas de trabajo no laboran, de lo contrario la situación de este país sería diferente”. Sin embargo, Monreal asegura que esto no es nuevo.

“Cuando la Auditoría Superior de la Federación analizó los ingresos del gobierno de Vicente Fox y los dos primeros años de Calderón, advirtió de manera fulminante e irrefutable que se habían recabado un billón 281 mil 902.7 millones de pesos gracias a los excedentes obtenidos por los altos precios del petróleo, sobre todo durante la gestión de Fox”.

“¿Dónde terminó ese dinero? En el caño de la corrupción y en el mejor de los casos para engordar a una ineficiente burocracia blanquiazul. De acuerdo con estudios del propio Senado la alta burocracia ha aumentado casi 20% durante la última década”.

“Y alrededor de 71.8% de esos ingresos petroleros se destinaron a incrementos presupuestales para el gasto corriente de dependencias federales y estatales. En 2001 el número de plazas de alto perfil era sólo de 554 mil 197 puestos”.

“En 2010 la cifra llegó a 660 mil 848, es decir, 106 mil 651 más creadas entre las gestiones de Vicente Fox Quesada y de Calderón Hinojosa”.

Monreal recordó que el Gobierno federal ha celebrado a su manera con “bombo y platillo” los festejos del Bicentenario de la Independencia y del Centenario de la Revolución, mientras que la realidad y los hechos terminan por imponerse y evidenciar la ignorancia de este gobierno por el verdadero sentido de ambos históricos acontecimientos.

“México es aún un país de privilegios para unos cuantos y de enormes carencias para millones. Nosotros queremos cambiar esta circunstancia porque somos conscientes de que no alcanzaremos la democracia, el Estado de derecho o, la seguridad pública, mientras no moderemos la indigencia y la opulencia”.


Nuestros lectores comentan

  1. mexicano que paga impuestos

    lo que haga o deje de hacer este «energumeno» no tiene ninguna trascendencia, es un protagonista que solo destile odio, buenos dias