Histórico hallazgo arqueológico en El Teúl

Teúl de González Ortega.- Una escultura prehispánica de tamaño natural que representa a un jugador de pelota decapitado, fue descubierta por arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en la Zona Arqueológica de El Teúl, en el sur de Zacatecas.

El hallazgo se registró durante los trabajos de investigación que se llevan a cabo para la apertura al público en 2012 de este antiguo centro ceremonial, el cual se caracteriza por ser de los pocos en Mesoamérica, con una ocupación continua de al menos 18 siglos.

A través de un comunicado, el INAH explicó que se trata de una talla en cantera que data de 900-1100 d.C., y la evidencia indica que fue hecha intencionalmente de esta forma (degollada), tal vez para colocar en su parte superior la cabeza de combatientes sacrificados en el ritual del juego de pelota.

La escultura cilíndrica de 1.97 metros de altura, 52 centímetros de diámetro y un peso aproximado de una tonelada, fue ubicada precisamente al sur del lateral oriente de la cancha de Juego de Pelota.

Abundaron que en días subsecuentes al hallazgo, también se encontraron fragmentos de otra escultura semejante en el otro extremo del lateral, por lo que no descartan encontrar un par más con las mismas características en el lado poniente, que falta explorar.

Señalaron que este reciente descubrimiento se suma a la gran diversidad de materiales arrojados por las excavaciones como: cuentas de concha y piedra verde procedentes de tumbas de tiro, además de orejeras con motivos teotihuacanos y cerámica policroma estilo códice, entre otros.

El arqueólogo Peter Jiménez Betts, co-responsable del Proyecto Arqueológico Cerro del Teúl, con su colega Laura Solar, comentó que esta riqueza de objetos es resultado de la ocupación continua que esta elevación tuvo por lo menos durante mil 800 años, en contraste con grandes urbes como Teotihuacan y Monte Albán.

En ese sentido, el Cerro del Teúl –símbolo del poblado zacatecano de Teúl de González Ortega, limítrofe con Jalisco– es uno de los pocos sitios en América con una ocupación ininterrumpida de 200 a.C. a 1531 d.C.

Por su secuencia temporal sólo puede ser comparado con pocas ciudades, entre ellas, Cholula, en Puebla; es probable que sea el único con una duración semejante en el Occidente y Norte de lo que fue Mesoamérica, abundó.

Ambos arqueólogos coinciden en que el sitio fue el centro ceremonial por excelencia de los caxcanes, uno de los grupos más aguerridos contra los conquistadores españoles y a quienes estuvieron a punto de derrotar en la famosa Guerra del Mixtón.

Recordaron que la ocupación caxcana del Cerro del Teúl duró menos de dos siglos (1350/1400 a 1531 d.C.) . La destrucción del área ceremonial, de esta etapa en particular, ocurrió cuando los caxcanes reincidieron en usarlo como lugar de culto.

Los tlaxcaltecas, aliados de los españoles, fueron los encargados de ejecutar la quema del sitio, motivo por el que son escasos los vestigios de este último periodo del asentamiento.

En el panorama de lo que hoy es el estado de Zacatecas, Teúl fue ocupado por lo menos seis siglos antes que los centros ceremoniales de La Quemada y Alta Vista, y compartió historia con éstos durante el Clásico Medio y el Epiclásico, del 400 al 1000 d.C., para luego ser ocupado otros 500 años después del abandono de los mismos.

Peter Jiménez –especialista adscrito al Centro INAH-Zacatecas– agregó, que la importancia del Cerro del Teúl para la arqueología, “es que su estudio podrá responder preguntas básicas sobre cómo fue el modo de vida mesoamericano, aquel que llegaría a La Quemada y a Alta Vista. Aquí están las respuestas de esta paulatina colonización”.

Lo significativo de El Teúl, abundó, quedó registrado en documentos como el Plano del Obispado de Compostela del siglo XVI, y en la obra del ingeniero geodésico Carl de Berghes, quien realizó un plano muy exacto del asentamiento a mediados del siglo XIX, a solicitud del entonces gobernador Francisco García Salinas.

En la actualidad y como parte del Proyecto Arqueológico Cerro del Teúl, dijo, se lleva a cabo el levantamiento topográfico del sitio por medio de la tecnología denominada Estación Total, un aparato electro-óptico que permite generar un modelo tridimensional que permitirá ubicar de forma precisa, tanto las excavaciones como los elementos arquitectónicos y escultóricos, entre otros.

Este registro es el que ha permitido avanzar en la comprensión de la cronología del lugar, de ahí que los trabajos de excavación han sido muy sistemáticos concentrándose hasta el momento en espacios del Conjunto Oriente como son: la cancha del Juego de Pelota, la Plaza de los Dos Montículos y el Patio Hundido.

Mano a mano con los profesionales del INAH, se ha sumado un grupo de oriundos de Teúl de González Ortega, por medio del Programa de Empleo Temporal (PET) , en las labores de limpieza, restauración y registro de piezas, hasta de excavación y supervisión de las tomas de la Estación Total.

Al respecto, el INAH mencionó que en la segunda temporada del PET fueron empleadas 42 personas y para 2011, de marzo a octubre, es posible que este número se duplique.

Luego de un trabajo conjunto de los gobiernos estatal y federal, a través del INAH, el Cerro del Teúl abrirá al público en 2012 para contribuir no sólo al conocimiento de la historia prehispánica de Zacatecas, sino también para conformar rutas en ese estado que permitan descentralizar la oferta turística, toda vez que el sitio arqueológico está cerca de Zapopan, Jalisco.

Una conversación en “Histórico hallazgo arqueológico en El Teúl

  1. Peter Jimenez Betts el dijo:

    Les invitamos a todo el publico zacatecano al TEUL el Domingo 21 a las 9 am. para un recorrido guiado por la nueva zona del TEUL para que vean los nuevos hallazgos en vivo. Gracias a NTR por su atencion y aqui los esperamos.