Daniela Rea/Agencia Reforma
Daniela Rea/Agencia Reforma

MÉXICO, DF.- De seguir la tendencia actual de mala alimentación y bajo nivel de actividad física, la obesidad le costará al País 77 mil 919 millones de pesos al año, según cálculos de la Secretaría de Salud (Ssa).

Así lo planteó Mauricio Hernández, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, durante el Foro de Políticas Públicas y Legislación para Prevenir la Desnutrición y Obesidad en México, realizado en la Cámara de Diputados.

En el evento, el funcionario reveló que el 70 por ciento de los adultos tiene una masa corporal inadecuada, el 40 por ciento sobrepeso y el 31.7 por ciento obesidad, lo cual indica que, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, las prevalencias se triplicaron en los últimos 30 años.

El funcionario reconoció que la obesidad es un problema que se debe al ambiente que rodea a la población mexicana, la falta de acceso a alimentos de calidad, el alto costo de éstos y la falta de información para tomar decisiones.

«Tenemos que preguntarnos si la obesidad es resultado de decisiones de individuos o se debe a una falla del mercado que nos conducen a un ambiente obesigénico donde nosotros como individuos no podemos encontrar el camino para tener dieta o actividad física saludable.

«El Estado tiene que entrar a ayudarnos a los ciudadanos a corregir esas fallas del mercado y eso se hace a través de leyes y políticas públicas», dijo Hernández.

Por su lado, Juan Martín Martínez Becerra, director general de Desarrollo de  la Gestión e Innovación Educativa, consideró que en el País sólo 16 estados tienen leyes de educación que señalan lineamientos de alimentación, ocho entidades que tienen legislación al respecto, y sólo 21 tienen ordenamientos de alimentación.


Los comentarios están cerrados.