Víctor Martínez/ntrzacatecas.com
Víctor Martínez/ntrzacatecas.com

Zacatecas, Zac.- A la par de las celebraciones realizadas en la Ciudad del Vaticano con motivo de la beatificación de Juan Pablo II, el obispo Carlos Cabrero Romero ofreció una misa donde presentó a feligreses y al cuerpo eclesiástico la imagen de quien fuera Papa hasta el 2002.

En el evento realizado en las inmediaciones de Lomas de Bracho, donde acudieron alrededor de dos mil personas, el obispo recordó que el santo padre murió el 2 de abril del año 2005; esa fecha correspondía al domingo segundo de Pascua, que correspondió con la fecha católica de la beatificación.

Cabrero Romero  dirigió las siguientes palabras a los creyentes: “hoy les invitó a dar gracias a Dios, porque la beatificación del papa Juan Pablo II es una invitación para todos nosotros y especialmente para nosotros zacatecanos, a luchar, tal como él lo hizo, por la dignidad del hombre y por la búsqueda de la paz”.

Y agregó: “hoy damos gracias por esta beatificación de Juan Pablo Segundo, quien recorrió un millón 300 mil kilómetros para buscar a los pueblos de diferentes lugares y distancias; en México tuvimos el privilegio de contar y tenerlo en medio de nosotros en los años 1979, 1993, 1999 y 2002”.

Recordemos, añadió, que “Juan pablo II, momentos antes de expirar, rezó esta oración Jesús en ti confió”.

Y dijo que en esta clave pascual se deben recordar las primeras palabras con las que Juan Pablo II inauguró su pontificado: “no tengan miedo a abrir de puerta en puerta, de par en par, las puertas a Cristo”.

En el mismo rubro, el sacerdote aclaró a los feligreses que es la oportunidad de dar testimonio con nuestra vida de la alegría y de la presencia del Cristo resucitado, con las puertas bien abiertas, para que todos puedan disfrutar de esta buena noticia. “Cristo vive, Cristo reina”.

También recordó: “aquella noche y hoy vemos a Jesús que sigue abriendo las puertas de nuestro corazón, queriendo entrar hasta lo más profundo para transformar nuestras vidas, para convertirnos en hombres nuevos y mujeres nuevas, resucitados; no caigamos en la tentación de encerrarnos y nada más mirar para nosotros mismos”.

Al lugar donde se dio esta misa acudió el gobernador Miguel Alonso Reyes, el alcalde de Zacatecas Arnoldo Rodríguez Reyes, y representantes del Seminario Conciliar de la Purísima, entre ellos el rector Marco Antonio Castañeda.

Casi a punto de terminar la ceremonia llegó el dirigente estatal de Convergencia por la Democracia, Elías Barajas Romo, quien afirmó que el ejemplo de Karol Wojtyla –nombre real de Juan Pablo–debe servir para que el país obtenga la paz que necesita.

“Quisimos hoy participar en estas bella ceremonia; tenemos ese gran acicate que los mexicanos necesitamos para logar la paz que este país ha necesitado”, finalizó Barajas Romo.

 


Los comentarios están cerrados.