Las plantas de tratamiento de aguas residuales que se han construido en el estado en los últimos sexenios “no sirven y son un desastre”, ya que en vez de eliminar la contaminación, han generado una alta corrupción gubernamental entre los tres niveles de gobierno.

De las 70 que se han construido en la entidad desde 1996, apenas 35 son plantas con baja eficiencia, pues únicamente cumplen con la norma 001, que es la más básica, que exige la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Las otras 35 apenas llegan a ser sedimentadoras y lagunas de oxidación, su eficiencia es nula, la tecnología es obsoleta, son mal operadas y el mantenimiento que se les da no es el adecuado, debido a que no hay recursos económicos disponibles para dicha acción.

“Un sedimentador sólo sirve para separar, entre comillas, los residuos orgánicos de las aguas negras, pero no se les aplica un tratamiento efectivo”, refirió un especialista en la materia.

Asimismo, denunció que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Comisión Estatal de Agua Potable y Alcantarillado (CEAPA), durante los últimos 12 años han monopolizado los proyectos referentes al saneamiento de aguas residuales y de esta manera violan el artículo 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, mismo que estipula que los municipios son los responsables de otorgar los servicios de agua potable, alcantarillado, saneamiento y disposición de las aguas tratadas.

Además, estimó que, del total de las aguas residuales de todos los municipios de Zacatecas, sólo 25 por ciento es tratado y es de muy mala calidad, motivo por el cual no se reutilizan en servicios públicos.

El experto reveló que los resultados han sido nefastos en cuanto a la administración, la proyección, el diseño, la construcción, la operación y el mantenimiento de las plantas de aguas residuales en la entidad, puesto que han convergido en una historia negra de corrupción.

En Zacatecas, de los 70 proyectos existentes entre plantas, sedimentadores y lagunas, sólo funciona cerca de 20 por ciento, y con una eficiencia baja.

“Prácticamente es nulo el tratamiento que se hace de las aguas en la entidad, por la falta de mantenimiento, de recursos económicos y operación inadecuada de las plantas”, insistió.

Puntualizó que las acciones anteriores dan aviso de convertirse en un asunto transexenal, ya que dichas prácticas del pasado también se pretenden implementarlas en este tiempo, una prueba de ello son las irregularidades que en días recientes se detectaron en la licitación de una planta tratadora que se cimentará en Tlaltenango.

Incluso reconoció que éste fue el primer municipio de Zacatecas que licitó una obra de esta envergadura, por ello consideró que es lamentable que el alcalde se corrompa, puesto que llamó más la atención que un grupo de ciudadanos se hayan organizado para manifestar estas anomalías, debido a que los representantes populares que están enquistados en los aparatos de poder no hicieron algo al respecto; “mejor se la llevaron de muertito, es decir dejar hacer, dejar pasar”, explicó.

El técnico comunicó que en días recientes la CEAPA licitó más de 70 obras hidráulicas, entre las que destacan ocho plantas de tratamiento.

Sin embargo, manifestó que todos estos proyectos fueron elaborados por el anterior director de dicho organismo, Salatiel Martínez Arteaga, ya que así lo afirmó el nuevo responsable, Rafael Gutiérrez, y por ende pronóstico que lo más seguro es que “se dé un nuevo fracaso en el funcionamiento, en la capacidad, en la eficiencia y los altos costos de una nueva serie de elefantes blancos, los primeros de la administración del gobernador Miguel Alejandro Alonso Reyes y la nueva CEAPA”.

El experto recomendó que, en el estado, por las condiciones climáticas, de población, ubicación, disponibilidad hídrica y el atraso en la recuperación de las fuentes de abastecimiento que otorgan el líquido, se requiere urgentemente una nueva legislación que estipule como una obligación el que se cumpla con la norma oficial mexicana 003 que exige la Semarnat para el saneamiento de las aguas residuales.

El 6 de julio de 2011, el diputado Gustavo Muñoz Mena, en tribuna de la LX (60) Legislatura, exigió a la CEAPA, a la Conagua, al gobernador del estado y a los presidentes municipales de Zacatecas, Guadalupe, Fresnillo, Villa de Cos, Calera, Sain Alto, Río Grande, Francisco Murguía, Teúl de González Ortega, Villanueva y Trancoso que detengan la nueva ola de corrupción que se avecina con la construcción de nuevos elefantes blancos, ya que con estas acciones lo que se hace es dañar el erario.

 

Algunos ejemplos

Planta  Tecnología

Sombrerete       Filtro biológico

Tepechitlán       Lagunas parcialmente aireadas

Juchipila           Lagunas parcialmente aireadas

Río Grande      Lagunas de oxidación

Villanueva         Lagunas de oxidación

Apozol-San Miguel       Rafas

Jalpa     Lagunas parcialmente aireadas

Nochistlán        Filtro biológico

Morelos                       Lodos activados convencionales

Tabasco           Lodos activados convencionales

Vetagrande       Rafas

Fresnillo-El Salto          Rafas

Valparaíso        Lagunas de oxidación

Francisco R. Murguía    Rafas

Pinos    Filtro estático

Tabasco-Huiscolco       Rafas

Tabasco-San Luis         Rafas

 

Algunos sedimentadores

que hay en la entidad

Fresnillo-Rancho Grande

Fresnillo-Estación San José

Fresnillo-Pardillo Tercero

Fresnillo-Trujillo

Fresnillo-Colonia Morelos

Pinos-San José

Pinos-La Victoria

Tabasco-El Chique

Villa Hidalgo

Sain Alto

Melchor Ocampo

 

Rastros municipales,

de alto riesgo

En Zacatecas, un problema latente es que los rastros municipales no cuentan con una planta tratadora de aguas residuales y afectan considerablemente los depósitos naturales de agua.

Se estima que estas aguas contaminan 20 veces más que las aguas residuales municipales.

El especialista exhortó a las autoridades competentes de los tres niveles de gobierno a que pongan atención en este rubro, debido a que las aguas provenientes de los rastros contaminan los ríos y arroyos.

Además, evidenció que en Jerez, Jalpa, Tabasco, Morelos y otras demarcaciones, el agua de los rastros incluye vísceras, residuos orgánicos, sangre y grasa, y es evacuado por el drenaje a las plantas de tratamiento de aguas residuales de los municipios.

Con lo anterior se demuestra la ignorancia de las autoridades, debido a que permiten y proponen el tratamiento de estas aguas provenientes de los rastros con plantas que no tienen la capacidad para resolver esta contaminación.

Un ejemplo lo realizó la Comisión Estatal de Agua Potable y Alcantarillado (CEAPA) al conectar el agua de un rastro a una planta de tratamiento, que se inauguró en días recientes en Enrique Estrada.

Dentro del sector industrial, también manifestó que en varios municipios de Zacatecas algunas empresas mineras extraen elevados volúmenes de agua y la utilizan para separar metales, entre ellos plomo, mercurio y arsénico, factor que representa un alto riesgo de contaminación de los mantos acuíferos.

 

El acuífero de Calera

estallará en corto tiempo

El especialista declaró que la sobreexplotación salvaje que ha padecido el manto acuífero de Calera es inaceptable y se ha convertido en una bomba de tiempo que las autoridades correspondientes no quieren atender, debido a que el líquido se lo han ido acabando en la producción de cerveza.

Agregó que, debido a que este manto está muy fracturado, es necesario que se tomen cartas en el asunto y encontrar una salida que beneficie a la naturaleza, sin importar que haya pérdidas económicas para la empresa y se despida a personas.

“Si no se hace algo, en pocos años meses los zacatecanos pagaremos muy caro el costo político de una mala decisión del pasado, porque el medio ambiente con estas acciones ha sido afectado de una forma terrible”, matizó.

 

Acciones al

desperdicio

El experto en la materia lamentó que el agua potable que se utiliza en Zacatecas no sea tratada adecuadamente para utilizarse en servicios públicos, porque esto ocasiona que los mantos acuíferos se desgasten considerablemente.

“No hay ahorro en la extracción ni apoyo para la recuperación de las afluentes de abastecimiento”, insistió.

Explicó que rebombear el agua desde la comunidad Benito Juárez hasta la ciudad de Zacatecas tiene un costo de 20 pesos por metro cúbico, lo cual es muy elevado, pero argumentó que lo peor es que el agua que se utiliza la envían a una planta que construyó personal de la CEAPA, que tiene una capacidad de procesar 160 litros por segundo, con un costo de tratamiento de un peso por metro cúbico y se destina para riego de cultivos.

“Los habitantes de Zacatecas pagan 20 pesos por metro cúbico de agua potable y la CEAPA lo que hace es tirarla”, manifestó.

También indicó que en la agricultura es donde se desperdicia 80 por ciento del agua potable que se extrae de los pozos.

Sin embargo, lamentó que el líquido no se reutilice en los servicios públicos de la ciudad, porque se gasta mucho en trasladar el agua potable desde las fuentes de abastecimiento a los hogares para que se desperdicie de esta manera.

 

Tampoco a

nivel nacional

En el país únicamente se trata 40 por ciento de los 208 metros cúbicos de aguas residuales que se recolectan por segundo en los sistemas de alcantarillado, informó el especialista.

Comunicó que en México hay más de mil 833 plantas de tratamiento municipales, que son las que procesan 83.6 metros cúbicos del líquido contaminado cada segundo, a pesar de que la cantidad instalada es para tratar 113.02 metros cúbicos en el mismo lapso.

Lo anterior demuestra que existe un déficit de 29.38 metros por segundo, que al sumar el volumen que se debe tratar incrementa a un atraso de 124.36 metros cúbicos que no se procesan.

Sin embargo, dijo que para corregir el problema se requieren más de 2 mil 500 plantas de tratamiento para que se alcance el saneamiento de las aguas residuales a 100 por ciento.

Mientras tanto, en el sector industrial se tiene un déficit de 4.94 kilómetros cúbicos de aguas residuales por año, para lo cual se requieren otras 2 mil plantas de tratamiento.

La razón principal de construir plantas de tratamiento es eliminar residuos orgánicos y diversos contaminantes provenientes de los servicios domésticos que se realizan en las ciudades y en las comunidades, argumentó.

También refirió que, a pesar de que la Conagua a nivel federal ha implementado varios programas para mejorar la disponibilidad del agua, se limpien las aguas residuales, se rescaten los mantos acuíferos y las aguas nacionales en ríos, arroyos, lagunas y presas, los resultados han sido muy pobres, porque cada estado maneja a conveniencia política la aplicación de los recursos económicos.

Como ejemplo, aseveró que en el actual sexenio se prometió detener la sobreexplotación de los acuíferos de la nación, ya que había 104 en estado crítico, por una sobreexplotación irracional principalmente por el sector agropecuario.

Agregó que las consecuencias de esta situación se pueden observar fácilmente en Guanajuato, en donde se extrae bastante líquido para riego, pero mencionó que si continúa esta dinámica de explotación, se extinguirán de manera gradual en corto plazo, lo que provocará un desequilibrio en la producción agrícola en el centro y norte del país, y se generarán problemas sociales de difícil solución.

Recordó que, de la misma manera, hace 11 años los gobernadores de Querétaro, Michoacán, Guanajuato, Jalisco y el Estado de México definieron una estrategia de conservación de la cuenca Lerma-Chapala, una de las más importantes del país, pero los resultados fueron negativos.

Explicó que en aquel entonces iniciaron los trabajos de saneamiento en 40 presas de dicha región y la modernización de tecnologías para el aprovechamiento del agua residual en las plantas existentes en la cuenca, se construyeron 50 plantas nuevas y 14 más se programaron para llevar a cabo, acciones con las que se pretendía tratar 68 por ciento de las aguas negras que confluyen en la afluente.

Sin embargo, manifestó que en la actualidad la cuenca continúa contaminada y no hay posibilidades de que se recupere en un periodo menor a los 10 años.


Nuestros lectores comentan

  1. Ing.Víctor Manuel Echeverria Acosta

    Este excelente reportaje merece ser visto por todos los ciudadanos de México, la contaminacion de rios lagunas y mares es una verguenza nacional y un verdadero peligro para la salud. El cancer y muerte que provoca esta contaminación es mayor que la que produce la violencia en México. He tenido oportunidad de visitar infinidad de plantas de tratamiento en todo el pais y los resultados son los mismos, ineptitud, corrupción y valemadrismo es lo que se observa. Me gustaría conocer al experto al que se refiere el reportaje para hacer frente común contra estas malas políticas y formar un grupo como los que se han formado contra la violencia, formar otro contra la ineptitud y corrupción este tem

  2. Ing. Joel Sanchez V.

    Tiene toda la razon Ing. Victor, en lo que no estaria de acuerdo, es en conocer a la persona “EXPERTO” al que usted se refiere. ya que esta persona, es la que estubo tratando de venderle a los municipios PLANTAS DE TRATAMIENTO (COMPACTAS) y creame que algunos estuvieron a punto de caer, ya que los precios estaban en un 60% menos del costo real de cada planta. Es por eso y en lo unico que no estaria de acuerdo con usted, pero por lo demas tiene toda la razon.

  3. Honorio castañeda

    Totalmente de acuerdo con ustedes, no solo zacatecas sufre de esta enfermedad degenerativa llamada CORRUPCION e IMPUNIDAD gubernamental, creo que el asunto de las plantas de tratamiento es de especialistas, pues hay Estados como COLIMA, o Queretaro donde el agua residual de las plantas se utiliza en las albercas, y otros lugares como el condado de ORANGE en California donde el agua del drenaje es tratada y REPOTABILIZADA, !si para beber¡; Aqui en Jerez la disque planta tratadora tira sin tratamiento más de la mitad del agua, y recibe el agua del rastro, hay ratas y fauna nociva cerca de la planta pues retiran viceras, pellejos, grasa y basura que tiran ahi cerca

  4. Honorio castañeda

    luego la planta esta llena de grasa negra en las paredes, tubos y el agua “tratada” sale Roja de la sangre del rastro y en el arroyo se junta con el agua que ya no se pudo tratar porque la capacidad de la planta ya no dio para mas, y entonces de nada sirvio el mentado tratamiento nomas el gasto inutil pues gasta mucha corriente electrica para nada. en fin esa historia se repite y los pozos cada vez mas secos y la sequia cada vez mas dura. ojala el mentado especialista un dia demuestre como se hacen bien las cosas, no que nomas critique.