Preocupa a autoridades poco cuidado del agua

Río Grande. Autoridades municipales recorrieron las instalaciones de la presa El Cazadero para constatar los bajos niveles de captación del vital líquido y lanzaron un llamado de alerta para el cuidado del agua debido a las consecuencias de la sequía registrada en la presente temporada de lluvias que finalmente fueron escasas.

Derivado de los bajos niveles de agua en la presa El Cazadero, Lukas Omar Gómez Silva, acompañado por funcionarios de gobierno municipal y del presidente de Río Grande, Mario Alberto Ramírez Rodríguez, advirtió que los principales pozos de abastecimiento para la ciudad ya presentan severas consecuencias por la sequía para el abasto del líquido en la ciudad.

Al respecto, Leonardo Gómez Leyva, regidor presidente de la comisión de desarrollo del actual Ayuntamiento y de los usuarios de la presa, informó que se tiene registro de captación del 20 por ciento, equivalente a seis millones de litros de agua de los 27 millones de capacidad total de la presa, lo cual impide naturalmente abrir las compuertas para salvar los cultivos de la temporada.

“Estos niveles tan bajos no se habían registrado desde hace aproximadamente 12 años, pero en aquella ocasión, aunque no se pudo hacer nada por el campo, la situación se alcanzó a salvar en lo general en un solo mes”, detalló el regidor.

Lo anterior debido a que Gámez Leyva informó que si se pretende elaborar un plan de riego para la temporada 2011-2012 en enero, sería necesario contar con importantes precipitaciones durante el resto del año para recuperar los niveles de la presa.

Carlos Valentín Samaniego Castañeda, director de Desarrollo Agropecuario en el municipio, incluyó el tema de las pérdidas del 80 por ciento de los cultivos en la zona oriente y la baja productividad de kilos por hectárea en las mejores zonas de siembra, detallando que, de cosechas estimadas de hasta 800 kilos, se podrán recuperar solamente 400 o 450 kilos por hectárea.

Los funcionarios resaltaron la importancia del redireccionamiento recursos por parte del gobierno municipal para la compra de semilla para cultivo de forraje de otoño-invierno, que pretenden fortalecer los inventarios forrajeros y no desproteger a la ganadería, pues existen bajas expectativas de recuperación en este sector.

En el recorrido, Ramírez Rodríguez exhortó a los funcionarios para que desde sus diferentes áreas de influencia llamen al uso razonable del agua, pues con las actuales condiciones de las reservas del líquido no se podrá concluir este año sin una marcada escasez acentuada en el campo y los hogares de los riograndenses.

“No es exagerar si llamamos a las familias del municipio para que cuiden responsablemente el vital líquido en cada segundo de sus actividades cotidianas, basta ser un poquito consciente de las consecuencias de una mala temporada de lluvias, estamos en condiciones frágiles”, aseveró Gómez Silva al término del recorrido.

Además de los funcionarios ya mencionados, Francisca Herrera Santana, Jesús Samaniego Cruz y Feliciano Esparza Zamarripa, todos regidores del actual Ayuntamiento, además del director de Obras y Servicios Públicos del Municipio, Eleno Samaniego Cruz y Enrique Martín Lugo Dávila, director de Desarrollo Económico y Social, participaron en el importante recorrido.

Ramírez Rodríguez coincidió con los funcionarios y en conjunto se manifestaron por hacer un nuevo llamado a las autoridades pertinentes para agilizar los trámites de la entrega de apoyos por la declaratoria de desastre en el estado.

Los comentarios están cerrados.