Agencias
Agencias

México.- En México, 80 por ciento de las pequeñas y medianas empresas cierra al primer año de operaciones debido a falta de previsión financiera, en tanto que sólo dos de cada 10 propietarios están capacitados para administrar sus negocios.

De acuerdo con el director de Grupo FIGA, Manuel Gandarilla, la dirección de estas empresas -que aportan 40 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional- está a cargo del dueño, quien hace labores de administrador, técnico, vendedor y fiscalista.

De ahí que, precisó, 43 por ciento de estos negocios presente problemas administrativos, 48 por ciento tenga dificultades financiero-fiscales y 16 por ciento reporte contratiempos en ventas y cobranzas.

El directivo de la empresa especializada en la creación y desarrollo de plazas comerciales, cuyos locatarios funcionan como socios franquiciatarios, explicó que el error más común de las Pymes es la falta de previsión financiera, porque destinan sus ingresos al pago operativo y descuidan inversiones a investigación y desarrollo.

Sin embargo, debido a que el éxito comercial de las empresas depende de diversos factores, hay clubes de empresarios que proporcionan capacitación integral, asesoría, planes de financiamiento, alianzas estratégicas en compras y mercadotecnia.

En ese sentido, Manuel Gandarilla destacó la importancia de profesionalizar la carrera empresarial en el sector comercial, donde operan 46 por ciento de las compañías.

Entre las fallas fiscales más recurrentes, mencionó la de tomar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) como un ingreso, rebasar gastos operativos en manufactura o logística y el desconocimiento de fuentes alternas de financiamiento.

En su opinión, los negocios más sólidos son los que tienen una detallada planeación estratégica, definición de funciones operativas-administrativas, detección de mercados reales y potenciales y un manejo adecuado de riesgos financieros, puntualizó.


Los comentarios están cerrados.