Agencias
Agencias

México.- Con 88 votos a favor, la Cámara de Senadores aprobó una reforma a la Ley General de Salud en materia de trasplantes para dar mayor transparencia a ese proceso y garantizar el respeto a la confidencialidad de los donantes y los receptores.

Las reformas, que fueron enviadas al Ejecutivo federal pretenden garantizar que se cubra la demanda de órganos para trasplantes en México, así como regularizar los procedimientos de donación para una mayor transparencia.

Además, se sanciona con penas de seis a 17 años de prisión a quien promueva, favorezca, facilite o publicite la obtención ilegal de órganos, tejidos, células o el trasplante de los mismos.

La misma pena será para el receptor del órgano que consienta la realización del trasplante “conociendo su origen ilícito” y a quien realice un trasplante cuando el recepto o donador sean extranjeros sin seguir el procedimiento establecido.

De igual manera, se establece la naturaleza del consentimiento expreso para la donación en vida y después de la muerte, así como el consentimiento tácito de quienes en vida no expresaron su negativa a donar órganos.

También plantea que la Secretaría de Salud emita las disposiciones de carácter general que permitan la homologación de los criterios de atención médica integral en la materia.

Además, los comités internos de trasplantes y de coordinación para la donación de órganos y tejidos serán responsables de la asignación, distribución y trasplante de órganos, tejidos y células, en coordinación con el Centro Nacional de Trasplantes.

De igual manera, se incluye a las organizaciones de la sociedad civil para impulsar las acciones que implemente el Centro Nacional de Trasplantes en materia de trazabilidad de los órganos destinados a este fin.

El Ministerio Publico podrá intervenir para la extracción de órganos y tejidos cuando la muerte de un donante esté presuntamente relacionada con la averiguación de algún crimen, se desconozca su identidad o cuando no se encuentre la forma de localizar a los parientes del donador.

También se establecen lineamientos para los casos donde el donador o receptor sean extranjeros para evitar el turismo de órganos.

Al hablar a favor del dictamen, el presidente de la Comisión de Salud, Ernesto Saro, afirmó que en México hay más de 15 mil 233 personas que esperan el trasplante de algún órgano, y solo se dispone de cuatro mil órganos anualmente.

 

 


Los comentarios están cerrados.