Sombrerete. En breve será colocado un semáforo en la avenida Aréchiga en el cruce de las calles Ernesto Montañez y Reforma, a un costado de la antigua Plaza de Toros ya que es un crucero peligroso donde se han suscitado diversos accidentes.

Los semáforos adquiridos en el trienio pasado de Vicente Márquez Sánchez y, que fueron instalados en septiembre de 2010 frente La Parroquia de San Juan Bautista y Portales de la ciudad, nunca funcionaron en forma correcta.

A la fecha, dichas estructuras permanecen como recuerdo de la pasada administración, debido a que tampoco se procuró darles el mantenimiento adecuado.

Los semáforos digitales y peatonales fueron adquiridos a la empresa Cactus Traffic, de Chihuahua, mediante erogación de la presidencia municipal de 329 mil 411 pesos para controlar el tráfico vehicular en las calles Rotarismo, Heroico Colegio Militar y Avenida Hidalgo pero nunca fueron bien sincronizados.

Los taxistas fueron los primeros en protestar ya que crearon confusión, la sincronización no fue bien instalada y las luces tardaban mucho en cambiar y provocaron diversos connatos de violencia entre los mismos automovilistas.

El director de Obras Públicas de la presidencia Javier Quirino Regis anunció que uno de los semáforos será reubicado a la avenida Aréchiga, en el cruce de las calles Ernesto Montañez y Reforma, frente a la Plaza de Toros.

 

 


Los comentarios están cerrados.