Staff/ntrzacatecas.com
Staff/ntrzacatecas.com

Zacatecas.- La dirección estatal de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) destacó que 2012 será el año de las dos obras hidráulicas más importantes de la década en la entidad.

Entrará en operación la Planta Tratadora de Aguas Residuales Poniente, que saneará 17 por ciento de las descargas de la zona conurbada, e iniciará la construcción de la planta Osiris, que procesará el 70 por ciento del caudal producido por los 255 mil habitantes de esta área urbana.

Enrique Morán Faz, director de la Conagua en Zacatecas, señaló que la planta Poniente se construyó con una inversión de 87 millones 213 mil pesos, de los cuales el gobierno federal aportó 60 por ciento federal y el estado, el resto.

El funcionario destacó la importancia de estas obras, pues “harán que concluyan décadas de contaminación consentida, a la que por fin le pondremos punto final”.

La planta Poniente opera con el sistema de lodos activados convencionales y en su primer módulo procesa 160 litros por segundo, volumen equivalente al 17 por ciento del total de aguas negras, producidas principalmente en la parte poniente de la capital del estado.

Por su parte, la planta Osiris iniciará su construcción este año y se localizará al oriente de la zona conurbada, en Guadalupe.

Tendrá capacidad para tratar de 600 litros por segundo, equivalentes al 70 por ciento de las aguas colectadas.

Cuando entre en operación esta planta, en 2013, la ciudad de Zacatecas y su zona conurbada estarán procesando la totalidad de las aguas residuales que producen, ya que la estación Poniente y la ubicada en El Orito sanean el 30 por ciento de las aguas residuales.


Los comentarios están cerrados.