Toman la Mina San Martín, Sombrerete

Sombrerete. Desde las seis horas, con el apoyo de la organización nacional Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), un grupo de mineros tomó las instalaciones de la Mina San Martín, propiedad de Industrial Minera México SA (IMMSA), con el objetivo de que se reabra esta fuente de empleo.

Ante esta acción, se logró que se retiraran voluntariamente los mineros que mantienen la huelga desde hace más de cinco años y que se ubicaban a las afueras del inmueble para resguardarlo.

David Ortega, dirigente nacional de la CROC, dijo que su llegada a la mina se debió a petición de trabajadores que se encontraban sin empleo y que estaban cansados de esta situación; sin embargo, aclaró que su objetivo principal es que desean que el gobierno los voltee a ver, pues su manifestación pacífica no era para generar violencia, sino para que se recupere la fuente de trabajo en San Martín.

El líder descartó que este movimiento esté pagado por IMMSA, “pues nuestra organización tiene solvencia económica, ya que está integrada por 4.5 millones de trabajadores en las 32 entidades federativas de México, donde hay 105 sindicatos a nivel nacional, y “de ninguna manera vinimos por que se nos haya pagado”, aclaró,

“Estaremos abierto al diálogo de sindicato a sindicato, pues lo que queremos es que la fuente de empleo se abra en beneficio, primeramente, de la gente de Sombrerete, y a los mineros en huelga les decimos que será respetada la antigüedad del trabajador y que se pagará todo lo que se les debe conforme a la ley, y si así lo quieren, se les devolverá su empleo”, expresó David Ortega.

Subrayó que se engañará a nadie, pues “queremos que la fuente de trabajo empiece a operar”, acotó, y dijo que esperarán el tiempo que sea necesario, “pero no quitaremos el dedo del renglón para que en San Martín regrese el trabajo a la gente, pues en estos años las pérdidas económicas han sido cuantiosas, lo que afecta a la economía de los ciudadanos”.

Por considerar que la huelga es ilegal, David Ortega mencionó que es importante que la gente de esa localidad sombreretense siga con su fuente de empleo, “que tanta falta le hace”.

Piden ayuda

El minero Guadalupe López, quien habló a nombre de las 420 personas que se mantienen afuera de las instalaciones de la Mina San Martín, dijo pidieron el apoyo al sindicato de la CROC para que se reanude su fuente de empleo, pues “ya es mucho que nuestras familias se han visto afectadas con el cierre”.

“No buscamos la violencia, pero estaremos atentos a contestar lo que se presente, pues lucharemos para que la unidad abra sus puertas nuevamente, pero tampoco nos dejaremos si nos agreden”, advirtió.

Guadalupe López pidió al pueblo de Sombrerete que apoyen el movimiento que iniciaron, pues seguirán con su objetivo.

“Hemos visto que ha sido nulo el interés del presidente (municipal) Daniel Solís, pues se la ha pasado solapando a los mineros en huelga dándoles despensas y trabajo, pues tanto su chofer como el encargado de la central son mineros del movimiento de huelga”, afirmó.

“A nuestros compañeros mineros les decimos que seguirán con su trabajo y ojalá que busquen dialogar con nosotros”, acotó Guadalupe López.

“Nada nos ha tumbado”

Jesús Rodríguez, delegado del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares (SNTMMSS), dirigido por Napoleón Gómez Urrutia, refirió que seguirán firmes en su lucha, pese a que fueron “sacados” por los miembros de la CROC de la Mina San Martín.

En entrevista, dijo que no se quedarán con las manos cruzadas, pues “nuestro sindicato más de 78 años de experiencia, éste es un atentado contra la autonomía sindical, tomaron la mina sin ningún fundamento y con arbitrariedad”, por lo que hicieron responsables a Industrial Minera México de lo que les pueda suceder.

Rodríguez comentó que “esto es otro enjuague de grupo México, pues están desesperados, por eso mandaron a la gente con engaños y pagada, usándola por medio de la CROC”.

“Ya sabemos cómo se las gastan, es una actuación arbitraria e ilegal, es un atentado a la clase trabajadora, quieren violar el derecho de todo trabajador, que está asentado en el Artículo 123, que es el tener derecho a huelga”, expresó.

Jesús Rodríguez mencionó que “estamos atentos a cualquier cosa, pues el sindicato de la CROC está hecho a modo, seguiremos firmes con nuestro movimiento, no nos vamos a detener por un grupo de porros pagados”.

“Nuestra huelga sigue, pues ya llevamos más de cinco años y nada nos ha tumbado”, añadió.

Los comentarios están cerrados.