Agencias
Agencias

Guanajuato.- La ruta de la Independencia se integra por unos 23 sitios en ocho estados de la República Mexicana, sin embargo es Guanajuato la entidad considerada cuna del movimiento que encabezó el cura Don Miguel Hidalgo y Costilla.

La madrugada del 16 de septiembre de 1810, Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo y Costilla Gallaga Mandarte Villaseñor, conocido como el cura Miguel Hidalgo y Costilla hizo sonar las campanas de la parroquia de Dolores; era el llamado para que el pueblo mexicano se levantará en armas.

La independencia de México se había puesto en marcha después de varios siglos de colonización española y los héroes de la independencia iniciarían el camino en busca de un México libre y soberano. Así platica la historia del movimiento de insurrección, René García López, guía de turistas en el estado de Guanajuato.

En el recorrido por la Ruta de la Independencia García López, como el resto de los guías, detalla con entusiasmo cómo fue el paso de los caudillos y de los líderes insurgentes por Dolores Hidalgo, Atotonilco, San Miguel el Grande (ahora San Miguel de Allende), San Francisco Chamácuero (hoy Comonfort), Celaya, Salamanca, Irapuato y Guanajuato.

Orgulloso de sus raíces y de su historia, René comenta que visitar Guanajuato es regresar al pasado, es revivir la historia y vivir el presente: “Si no hubiera nacido este movimiento, hace poco más de 200 años, seguiríamos bajo el yugo de los españoles, porque México es rico en todos los sentidos y los españoles nunca nos hubieran dejado ser libres”.

Como todos los guanajuatenses, no oculta su orgullo y presume los atractivos de la entidad, como la parroquia de Nuestra Señora de los Dolores (en donde hace 202 años repicaron las campanas para iniciar el movimiento de Independencia); la Casa de las Visitas, desde 1940, propiedad del gobierno estatal, a la que todos los presidentes de la República deben asistir y, por lo menos una vez durante su administración, subir a su balcón y desde ahí encabezar la ceremonia y dar el “Grito”, con las arengas alusivas a la lucha independentista y luego pernoctar.

También está la Casa de Abasolo, donde nació José Mariano Abasolo, uno de los generales insurgentes durante la guerra de Independencia de México, sitio donde ahora se asienta el Palacio Municipal.

René deja entonces respiro al grupo de turistas, momento que pronto aprovechan para probar las nieves del lugar: de aguacate, chicharrón, rompope, pistache, zapote, guaraná, entre otros exóticos sabores, para reanudar el recorrido y llegar hasta el Museo Casa Hidalgo.

Ahí vivió el Padre de la Patria de 1804 a 1810 y, hasta hace algunos años, habitó la quinta generación de descendientes de Don Miguel Hidalgo y Costilla.

Aquí, Miriam Martínez Cabrera, auxiliar de salas del museo, muestra a los visitantes fotos de los lugares importantes para Miguel Hidalgo como su escuela, su casa, maquetas representativas de momentos relevantes en el movimiento de Independencia. Las armas utilizadas, ropa, libros, reconocimientos, entre otros objetos de la historia.

San Miguel de Allende es otro destino turístico colonial que destaca por su arquitectura ecléctica, con su parroquia de San Miguel Arcángel con detalles barrocos y el neoclásico del Museo Casa Allende.

René García refiere que la ciudad de Guanajuato es la principal atracción relacionada con la lucha, pues ahí está el Museo Regional de Guanajuato, mejor conocido como Alhóndiga de Granaditas, “el lugar con mayor valor histórico, solo por haber sido el escenario de los inicios del movimiento”.

La Ruta de la Independencia nació con las visitas escolares, en un recorrido que abarca 22 sitios históricos en la entidad, con una estructura enriquecida a partir de la celebración del Bicentenario y que hoy atrae más paseantes.

“Antes la ruta estaba compuesta por edificios y museos, hoy los visitantes pueden deleitarse con exposiciones multimedia, ser parte de la historia utilizando ropa de la época en los escenarios de aquel entonces (de la Independencia), los museos interactivos fueron una gran idea”, dijo en entrevista con Notimex, el secretario de Turismo de Guanajuato, Sergio Enrique Rodríguez Herrera.

Detalló 16 puntos a visitar en Guanajuato para conocer el proceso de Independencia: “desde Corralejo, en Pénjamo, hasta el recorrido que sale de Dolores pasando por San Miguel de Allende; lugares que la gente no conocía y que con las últimas inversiones los visitantes tienen oportunidad de conocer”.

Rodríguez Herrera comentó que en septiembre incrementa la afluencia de turistas “hay mucho turismo que viene a recordar, a celebrar y a festejar. En San Miguel de Allende, Dolores Hidalgo y Guanajuato los hoteles están llenos en su totalidad, así como también los de León e Irapuato, porque esta cerca de Guanajuato capital”.

Resaltó que en estas fechas (15 y 16 septiembre) Guanajuato llega a albergar de 22 mil a 30 mil turistas. Todo depende de qué días sean, “según los días que caiga el festejo, ya sea puente corto o puente largo, si es la primera cuestión los visitantes llegan a ser entre 20 mil y 22 mil, pero si el festejo es en un puente largo llegamos a tener 30 mil paseantes entre nacionales e internacionales”.

El secretario estatal de Turismo agregó que la Ruta de la Independencia es solo un atractivo de los muchos que tiene Guanajuato y sus alrededores, por lo que invito a la población a visitar el estado y empaparse de la historia y de los recuerdos.


Nuestros lectores comentan