Staff / ntrzacatecas.com
Staff / ntrzacatecas.com

Zacatecas.- Policías municipales desalojaron a 10 comerciantes informales, de las calles Arroyo de la Plata y García de la Cadena, en el centro de esta capital, durante la mañana de este lunes, lo que generó inconformidad entre los ambulantes y beneplácito entre dueños de locales comerciales establecidos.

Por lo anterior, comerciantes informales ubicados en dichas calles, acudirán este martes a la presidencia de Zacatecas para reunirse con José Luis González Orozco, director de Inspección y Ejecución Fiscal del ayuntamiento, con el fin de llegar a un acuerdo, luego de que este lunes fueran retirados de las calles, por elementos de Seguridad Pública municipal.

Jorge Ramón Pacheco Curiel, representante de los comerciantes removidos, acusó abuso de autoridad de los funcionarios municipales, a quienes pidió que les autoricen reinstalarse o los reubiquen en otra zona de la ciudad.

Aseguró que José Luis González Ruiz, inspector de Ejecución Fiscal del ayuntamiento; Alejandro Huizar Carranza, tesorero; y la regidora priista Ana Cecilia Tapia, presidenta de la Comisión de Comercio, actuaron de una forma abusiva al removerlos de sus puestos de trabajo como comerciantes ambulantes.

En contraste, comerciantes establecidos se manifestaron a favor de este desalojo, pues consideran que los vendedores ambulantes dan una mala imagen y son una competencia desleal.

Martha García Juárez, dueña de un comercio ubicado en la avenida Arroyo de la Plata, dijo que los vendedores ambulantes y sus familias dejaban basura en la vía pública, además de que hacen “mucho relajo”.

Afirmó que remover a los comerciantes, quienes ofrecían principalmente frutas y frituras, beneficiará al sector formal.

Eran las 12:00 del medio día cuando los comerciantes informales decidieron bloquear las calles Arroyo de la Plata y García de la Cadena, con las mismas vallas que habían colocado los policías municipales, esto con la finalidad de que las autoridades de la presidencia solucionaran el conflicto.

Por su parte, José Luis González Orozco, director de Inspección y Ejecución Fiscal del ayuntamiento, informó que los 10 comerciantes ambulantes desalojados durante la mañana de este lunes en el Centro Histórico, incumplían la normatividad, por lo que fueron removidos y multados con 3 mil pesos cada uno.

Entre los requisitos que no cumplían los ambulantes, quienes vendían principalmente frituras y futas en las calles mencionadas; González Orozco mencionó que éstos no tenían la anuencia de los comerciantes establecidos en esa zona de la ciudad.

Además, el funcionario señaló que quienes venden alimentos deben tener el permiso de los Servicios de Salud de Zacatecas (SSZ), no deben obstruir la señalización y deben tener un dictamen positivo de la Junta de Protección y Conservación de Monumentos y Zonas Típicas del Estado de Zacatecas.

También señaló que los trabajadores informales afectan a los comerciantes establecidos, pues dejan basura y hacen desorden, por lo que disminuyen las ventas en los negocios aledaños.

González Orozco informó que los comerciantes desalojados habían quedado de ir a la presidencia municipal este lunes para llegar a un acuerdo, pero no asistieron a la cita.

Detalló que la propuesta es reubicarlos.


Los comentarios están cerrados.