Existen aún mitos y prejuicios sobre autoexploración de mama

Mérida.- La especialista Rosa Eugenia Méndez Vales reveló que persisten muchos mitos y prejuicios sobre la autoexploración de los senos en muchas mujeres mexicanas, lo que se refleja en el nivel de mortalidad de cáncer de mama que hay en el país.

En entrevista, la coordinadora estatal del Programa de Salud Reproductiva de la Mujer, explicó que el de mama es un cáncer que avanza muy rápido, el periodo en el que se puede tratar a las pacientes con éxito es muy corto, de dos o tres años, y cuando se detecta en etapas muy avanzadas, no se puede curar.

“Y eso lo que está pasando, muchas mujeres sienten temor o pena para hacerse la autoexploración porque existen mitos y tabúes en el sentido de que la mujer no debe tocarse ni explorar su cuerpo y eso reduce significativamente la posibilidad de detectar un cáncer a tiempo”, enfatizó.

En la autoexploración, continuó, “lo más importante es verte sin ropa, conocer y observar tus mamas, conocer cómo es tu piel, el pezón, la aureola, el tamaño y forma que deben tener, qué movimiento tienen al subir o bajar para conocer a detalle esa parte del cuerpo”.

“Eso permite conocernos a detectar oportunamente cualquier cambio significativo, lo cual permitiría acudir al médico, pero la realidad no es así, y muchas mujeres son detectadas con cáncer cuando ya no hay prácticamente nada que se pueda hacer más que darles tratamientos para que tengan una mejor calidad de vida”, agregó.

Un dato importante es que a diferencia con Estados Unidos y Canadá, que tienen prácticamente el mismo número de casos que México al año (unos 28 mil en promedio), en el país ha crecido la mortalidad y en las otras naciones ha bajado.

“Estados Unidos y Canadá han logrado disminuir un 50 por ciento la mortalidad, eso hace la diferencia en comparación con México, en donde la mortalidad tiende a aumentar”, reiteró.

De hecho, en el país hay unas 14 mil defunciones por año, lo que representa un desenlace fatal de casi el 50 por ciento de los casos detectados, aproximadamente.

Además, lo más alarmante es que se trata de mujeres de todos los niveles socioeconómicos, “pues uno pensaría que el problema mayor es entre indígenas o que viven en la zona rural, pero no, las víctimas pertenecen a todos los ámbitos”.

Es decir, que los mitos, prejuicios y tabúes no son exclusivos de gente con grado bajo de escolaridad o ingreso económico, lo cual nos hace ver que la situación es mucho más grave de lo que se piensa, precisó la especialista.

Méndez Vales fue entrevistada en el marco del evento denominado “Luchar juntos contra el Cáncer de Mama”, que se realizó en el parque de la colonia Alemán.

Los comentarios se han cerrado.