Agencias
Agencias

Madrid.- Al menos 34 personas murieron y otras 83 resultaron heridas en una serie de explosiones en Jaramana, en el sureste de Damasco, dijeron medios estatales sirios que citan al ministerio del Interior.

La televisión estatal señaló que «terroristas» estaban detrás de las explosiones y mostró imágenes de vehículos quemados, edificios dañados así como cadáveres.

En esa zona viven drusos (rama heterodoxa del Islam) y cristianos, comunidades que hasta ahora no se han unido a la sublevación contra el régimen del presidente Bashar al-Assad, registrada desde marzo de 2011.

El pasado lunes 19 ocho personas perecieron por el impacto de UN proyectil de mortero en un autobús.

«Los terroristas hicieron estallar dos coches bomba con una gran cantidad de explosivos en la plaza principal», aseveró la agencia oficial de noticias SANA, mientras que la cadena de televisón Addounia fijó el incidente a las 06:40 horas (04:40 GMT).

Por su parte el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos señaló que las bajas habían sido 29.

Dos bombas más pequeñas también explotaron en Jaramana casi a la misma hora, informó la agencia estatal de noticias, pero nadie resultó muerto.

Los partidarios del gobierno en Jaramana y otros suburbios de Damasco han creado grupos parapoliciales armados, conocidos como Comités Populares, para prevenir ataques como el de este miércoles.


Los comentarios están cerrados.