Canalizan cobijas y despensas a la gente más necesitada