Agencias
Agencias

México.- Llenos de buenas intenciones, pero sin llegar a resoluciones concretas, así podría definirse la reunión de trabajo que sostuvo este lunes la Comisión de Juventud y Deporte de la Cámara de Diputados, en el Salón Verde del Recinto Legislativo de San Lázaro.

Luego de que esta comisión que es presidida por el ex presidente de Comité Olímpico Mexicano (COM), Felipe Muñoz Kapamas se reunió por espacio de varias horas en las que se analizó el problema de la violencia en los eventos deportivos en México, esto a raíz de las agresiones que sufrieron los aficionados del León y la bronca entre las barras de Neza y el América.

En la conferencia de prensa que hubo luego de la reunión de los legisladores con el presidente de la Liga MX de futbol, Decio de María Serrano, así como con dirigentes y promotores de otros deportes como futbol americano, lucha libre, los participantes señalaron que en esta ocasión sólo se analizaron las razones por las que emerge la violencia sin lograr acuerdos para tratar de contenerla.

Al hacer uso de la palabra, el vicepresidente de la Comisión de Juventud y Deporte de la Cámara Baja, Gerardo Liceaga, dejó en claro que “nosotros no queremos hacer una cacería de brujas, la actual legislatura debe trabajar y legislar para tratar de abatir, erradicar la violencia en los estadios”.

Destacó que esto podría significar hacer modificaciones al Capítulo Sexto de la Actual Ley de Cultura Física y Deporte (Conade) que fue promulgada el 15 de julio del 2008, en donde se específica sanciones a causantes de desmanes violentos en inmuebles deportivos, aunque a decir del diputado mexiquense éstas son muy vagas.

Recalcó que sólo en dos entidades de la República Mexicana, Nuevo León y Querétaro tienen en su legislación impreso el código de conducta de los asistentes a eventos públicos, hablando del comportamiento que tiene que haber en los estadios y las sanciones que se hacen acreedores aquellos que no lo hacen.

“No queremos cazar a los violentos, no queremos desintegrar las barras de los equipos, lo que sí queremos es hacer sanciones que las acoten, no vamos a legislar con el garrote, pero sí deseamos que haya sanciones para quienes se comporten de manera violenta en los estadios”, recalcó Liceaga.

Mencionó que no se deseaba llegar a los extremos como los que hubo hace 20 o 30 años en Inglaterra o como los que existen actualmente en el balompié argentino, por lo que dijo en breve se buscará reunirse tanto con los presidentes y dueños de los equipos de la Primera División y Liga de Ascenso, así como con los dirigentes de las barras de dichas escuadras.

Finalmente, Liceaga expresó su intención de que en las resoluciones que se tomen en esta Comisión, “quien cometa un acto vandálico tenga un castigo ejemplar, como el que jamás podría volver a ingresar a un estadio de futbol, en toda la República Mexicana”.

 


Los comentarios están cerrados.