Agencias
Agencias

Washington.- El legislador Luis Gutiérrez, uno de los principales impulsores de una reforma migratoria integral en Estados Unidos, dijo hoy que espera en las «próximas semanas» la presentación de un proyecto de ley que analice el Congreso.

«No serán meses los que ustedes esperarán para ver la propuesta, serán semanas», indicó el representante demócrata por Illinois.

Gutiérrez y otros legisladores proinmigrantes participaron este miércoles en una audiencia pública en el edificio Dirksen del Senado para escuchar las experiencias de familias inmigrantes que sufren la separación familiar debido a las deportaciones.

Señaló que republicanos de la Cámara de Representantes que antes apoyaban políticas de «autodeportación», respaldan ahora la legalización de los indocumentados e incluso están abiertos a un camino para la ciudadanía.

Tanto el Senado, con mayoría demócrata, como la Casa Blanca han presentado principios sobre una reforma migratoria con la legalización para unos 11 millones de indocumentados y el control fronterizo, pero no han presentado un proyecto de ley.

«Espero lo más pronto posible que podamos tener legislación para que el presidente la pueda firmar», sostuvo Gutiérrez, aunque afirmó que «no soy un mago porque no tengo una bola de cristal» para hacer predicciones.

La caravana de familias inmigrantes que duró casi tres semanas e incluyó 90 ciudades de todo el país, culminó en Washington con una audiencia pública y reuniones con legisladores.

La campaña «Familias unidas ahora» fue lanzada por el Movimiento por una Reforma Migratoria Justa (FIRM), una coalición de las más grandes organizaciones comunitarias que defienden los derechos de los inmigrantes.

El FIRM ha establecido el próximo 21 de marzo como fecha límite para que el Senado presente un plan migratorio integral que incluya una vía a la ciudadanía.

En la audiencia compartieron sus historias la mexicana Gina Sánchez y su hijo Brian, nacido en Estados Unidos. La mujer tuvo que dejar a sus hijas adolescentes en su país de origen y no las ha visto desde hace muchos años.

También presentó su testimonio el veterano de la guerra de Irak, el estadunidense James Courtney, casado con la inmigrante indocumentada Sharon, con quien tiene tres hijos, así como el mexicano Juan Carlos Vera, con tres hijos estadunidenses y quien recientemente fue liberado de prisión.

Mientras que Otts Bolisay, de Bahamas, y su pareja Ken Thompson, llamaron a los congresistas sobre la importancia de incluir en una reforma migratoria a las parejas homosexuales.

 


Los comentarios están cerrados.