Protestan exiliados cubanos ante consulado de Bahamas

Miami.- Con una caravana de autos, exiliados cubanos realizaron hoy una protesta frente al consulado de Bahamas en Miami para exigir al gobierno de esa nación caribeña el cese al maltrato de indocumentados cubanos que tiene detenidos.

Las protestas que ya suman 20 días e incluyen a dos exiliados en huelga de hambre, se incrementaron con la caravana de decenas de automóviles y dos camiones que pasaron varias veces frente a la sede consular bahamense en el centro de esta ciudad.

“No hay un acuerdo todavía, las autoridades de Bahamas han dicho que van a respetar los derechos humanos y van a actualizar las normas internacionales de sus prisiones, pero queremos que firmen un acuerdo”, dijo Ramón Saúl Sánchez, líder del Movimiento Democracia que cumplió 14 días de ayuno.

También señaló que se están haciendo gestiones con terceros países para que puedan aceptar a algunos de los indocumentados cubanos que se encuentran en Nasau.

Los manifestantes dijeron que un grupo de 40 cubanos están detenidos en pésimas condiciones en las prisiones de Bahamas, en donde se les ha maltratado, por lo que Sánchez dijo que exigen que se respete un pliego de cuatro puntos.

El primero pide investigar a guardias que cometieron actos de tortura contra detenidos en el centro Carmichael Migration Detention Center en Bahamas.

El segundo, cumplir con los acuerdos internacionales sobre la protección de los derechos humanos de los que buscan refugio, y con los acuerdos internacionales a los derechos de pedir asilo político cuando provienen de regímenes opresivos.

Además, transferir desde la prisión de alta seguridad Fox Hill, a los cubanos emigrantes indocumentados no-criminales que fueron transferidos desde el Centro Migratorio de Carmichael Road, luego de que fueron torturados por guardias.

Sánchez, quien ya perdió unos 10 kilos por el ayuno, anunció una rueda de prensa para este jueves frente a la carpa de huelga de hambre en la Calle 8 para dar a conocer los avances que se realizan gracias a la intervención del congresista demócrata por Florida, Joe García, de origen cubano.

Hasta el momento las autoridades de Bahamas no han dado una respuesta oficial.

Los comentarios se han cerrado.