Aumenta número de procesos penales por delitos migratorios en EUA

Dallas.- Los procesos judiciales por delitos migratorios llegaron a un máximo histórico en Estados Unidos en el año fiscal 2013, con nuevos casos presentados contra 97 mil 384 acusados, un 5.9 por ciento más con respecto al año fiscal anterior.

Según un reporte de la Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC), unidad de análisis de datos de la Universidad de Syracuse, los procesos por entrada ilegal aumentaron 12 por ciento en el último año para sumar 53 mil 789, más de la mitad (55 por ciento) del total de los casos en 2013.

Los procesos judiciales por haber reingresado al país luego de una deportación, sumaron 37 mil 123 casos y se mantuvieron casi al mismo nivel que en 2012, con un ligero aumento de apenas 0.6 por ciento.

La entrada ilegal conlleva un cargo de delito menor, mientras que la de reingreso ilegal sobrelleva un cargo de delito grave y da lugar a condenas más largas.

Durante la última década los procesos judiciales por delitos migratorios, especialmente el de ingreso y reingreso ilegal al país, han crecido en más del 300 por ciento, al pasar de unos 20 mil, destacó el reporte del TRAC.

“Esto es un fenómeno nuevo. No tiene nada que ver con el individuo o la infracción”, dijo la abogada de inmigración Margo Cowan, quien actúa también como defensora pública en cortes federales en Tucson, Arizona.

“Se trata de enviar un mensaje como una cuestión de política: No vengan al norte”, indicó.

El aumento de casos inició a partir de 2005 con el establecimiento de la Operación Streamline en varios sectores de la frontera con México.

Bajo la Operación Streamline, todo inmigrante indocumentado detenido es procesado y encarcelado sujeto a penas de prisión de dos semanas como mínimo y seis meses como máximo.

El operativo ha creado una avalancha de procesos penales por entrada ilegal y de reingreso que ha inundado las cortes federales a lo largo de la frontera suroeste, señaló el reporte de la unidad de análisis de datos de la Universidad de Syracuse.

Los defensores del programa, incluyendo la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), sostienen que este desalienta el cruce de indocumentados y que la reincidencia es más baja.

En 2012, alrededor del 10 por ciento de las personas procesadas por Streamline y deportados fueron reaprendidos el mismo año fiscal.

Los comentarios se han cerrado.