Brenda Salcedo/ntrzacatecas.com
Brenda Salcedo/ntrzacatecas.com
Representantes del Inca Rural se reúnen con sordomudos

Río Grande. El Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) trabaja en la inclusión laboral de personas discapacitadas.

La presidente honorífica de la institución, Martha Patricia Molina Sánchez, y el director, Julio César Mares Torres, se reunieron con personal del Instituto para Personas con Capacidades Diferentes, perteneciente al Instituto Nacional para el Desarrollo de Capacidades del Sector Rural (Inca Rural), con el fin de conformar grupos de trabajo en que participe este sector poblacional.

El programa fue presentado por Jesús García y Omar Rodríguez Acevedo, quienes especificaron que la propuesta va dirigida a personas que no escuchen o que tengan dificultad para hacerlo.

Mencionaron que entre los beneficios que pueden obtener destaca a los participantes se les incluya en el Inca Rural y puedan adquirir un aparato para escuchar.

Se enfatizó que los proyectos de trabajo consisten en la crianza de cochinos, conejos o hasta de lombrices, pero únicamente pueden participar personas discapacitadas, y deben de conformarse en grupos de dos hasta 12 ciudadanos.

El pago para las personas es en especie, por lo que Rodríguez Acevedo enfatizó que es una manera especial de apoyar a este sector de la población, además de que se les enseñan diversos procesos del desarrollo rural sustentable.

El instructor agregó que “el trabajo quizás es cansado y requiere de gran esfuerzo, por lo que es una manera de laborar en equipo, por lo que la unión de personas con discapacidades es básica, para que cumplan el objetivo de salir adelante, además de que, de acuerdo con el proyecto que elijan, produzcan más y de mejor calidad”.

Por su parte, Mares Torres dijo que “estamos profundamente comprometidos con las personas discapacitadas y, en este caso, en el tema de los sordomudos”.

Añadió que “estamos en la búsqueda constante de distintos proyectos para poder apoyar a todos los sectores vulnerables y, en este caso, estamos tratando de otorgar espacios laborales, con los que se sientan incluidos en la sociedad”.

Julio César Mares detalló que la visita del personal del Inca Rural es resultado de su compromiso, por lo que ahora, con base  en el padrón de personas que padecen del sentido del oído, se les invitará para que participen en estos proyectos.


Los comentarios están cerrados.