Antonio Torres |ntrzacatecas.com
Antonio Torres |ntrzacatecas.com
obra3

Zacatecas.- Luego de las obras de rehabilitación que se hacen en la calle Trinidad García de la Cadena del Centro Histórico de la capital, comerciantes ubicados en esta vialidad coincidieron en que sus ventas disminuyeron, mientras que autoridades no tienen para cuando terminar los trabajos.

En un sondeo realizado por NTR Medios de Comunicación, comerciantes indicaron que aún cuando las autoridades del ayuntamiento capitalino no han informado cuándo terminarán las obras de rehabilitación, sus ventas disminuyeron entre 40 y 90 por ciento, afectando directamente a su economía familiar.

Olga González Briseño, trabajadora de una tapicería, mencionó que además de la crisis económica que enfrenta la población, por las obras de rehabilitación los ciudadanos dejaron de comprar en su negocio.

“Está demasiado sólo. La situación de todo, las reformas también ya están repercutiendo también, un 40 por ciento bajaron las ventas conmigo, en comparación con otros meses”, lamentó.

Las ventas bajaron hasta un 60 por ciento aproximadamente porque no sólo perjudica la situación económica, sino por los trabajos que se hacen en la calle, dijo Esteban Acosta, vendedor de prendas de vestir.

“La economía de por sí está muy baja a nivel nacional, y en Zacatecas no hay ´revolvente´ adecuado pues nos afecta peor, que renta e impuestos tiene que pagar uno”, manifestó.

“El ayuntamiento ha dado largas (para abrir la calle) que porque todavía no acaba, que por uno, tres detallitos y en realidad para nosotros la calle peatonal en cierta manera nos beneficia poquito”, expresó el comerciante.

Susana Vargas Padilla, otra de las entrevistadas, dio a conocer que en su negocio disminuyeron las ventas hasta en 50 por ciento.

Otra comerciante cuestionada, quien pidió el anonimato, afirmó que por el hecho de que esté cerrada la calle afecta a todos los comerciantes en sus ventas, sin embargo el ayuntamiento no ha informado para cuándo terminarán las obras dicha vialidad.

Agregó que “todos los comerciantes estamos solicitando que ya no se instale el tianguis de cuaresma, que ya no se pongan aquí. Estamos pidiendo que los pongan en la Plaza Bicentenario”.

Gerardo, vendedor de celulares, mencionó que estos trabajos, aunque después van a beneficiar, han perjudicado durante varios meses en las ventas, pues disminuyeron alrededor de 50 por ciento.

“De un 100 por ciento, 90 por ciento me afectaron las ventas, ya casi estaba a punto de cerrar, no cerré porque fui a sacar un préstamo para levantar el negocio”, lamentó Flavio Cid Chávez, vendedor en un expendio de pan.

Ana Karen Escañero, encargada en una zapatería, dijo que espera que las autoridades encargadas de las obras de rehabilitación pronto abran la calle para que de manera habitual circulen los vehículos y pasen los transeúntes, pues las ventas en su negocio cayeron hasta 50 por ciento.

 


Los comentarios están cerrados.