Agencia Reforma
Agencia Reforma
lidera-mexico

México.- La tasa de homicidios en México es 12 veces más alta que el promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El estudio “¿Cómo va la vida? 2013. Medición del bienestar”, que fue presentado ayer, indica que en el País se registraron 25.4 asesinatos por cada 100 mil habitantes en 2010, sólo por debajo de Brasil, que tuvo 25.5. Mientras que la media de la OCDE es de 2.1 homicidios.

“En los últimos 10 años más o menos, las tasas de homicidio han disminuido o se han mantenido estables en todos los países de la OCDE, con excepción de Luxemburgo, Korea y especialmente México, donde la tasa nacional de homicidio casi se duplicó”, expuso.

Además, la victimización es tres veces más alta. Mientras en 2012 sólo un 4 por ciento de ciudadanos en países de la OCDE reportó haber sido víctimas de un delito, en México fue del 13 por ciento.

Gabriela Ramos, directora de Gabinete de la OCDE, señaló que la seguridad es uno de los rubros en que peor calificado está el País.

“Un área obviamente donde México se distingue, y ahí hay que seguir poniendo todo el esfuerzo, es el tema de la inseguridad. En comparación con la OCDE, es dramático; la diferencia entre la barra del crecimiento de los homicidios dolosos en comparación con el promedio que es completamente plano, pues es lacerante”, dijo en conferencia de prensa.

El informe se realiza cada dos años con el objetivo de medir el bienestar y el progreso de los países a través de 25 indicadores en 11 dimensiones: educación y competencias, seguridad personal, ingresos y riqueza, trabajo y salarios, balance vida-trabajo, contactos sociales, salud, calidad medioambiental, vivienda, compromiso cívico y gobernanza, y bienestar subjetivo.

En esta ocasión, la OCDE dedicó un capítulo sobre las condiciones de bienestar de los países tras la crisis económica de 2008.

Indica que en tres años, el ingreso de las familias mexicanas acumuló una disminución de 5 por ciento, lo que representó una de las mayores caídas entre las 34 naciones evaluadas.

Mientras que el porcentaje de mexicanos que afirmó estar muy satisfecho con su vida pasó del 55 al 70 por ciento.

“El informe demuestra que la familia media mexicana se ha visto afectada por la crisis, cuyos efectos son particularmente evidentes si se tienen en cuenta los ingresos familiares, el trabajo, la satisfacción ante la vida y el compromiso cívico”, señala la OCDE en el estudio.


Los comentarios están cerrados.