Agencia Reforma
Agencia Reforma

México.- Lejos de estar de lado de las víctimas de abuso sexual por parte de sacerdotes, los gobiernos han estado de lado de las conferencias episcopales, aseguró Sara Oviedo, vicepresidenta del Comité de los Derechos del Niño.

«La actuación de los Gobiernos nacionales sinceramente es muy triste y deja mucho que desear. En ningún lado se han hecho de lado de sus habitantes, de sus ciudadanos, se han hecho en todos los casos de lado de las conferencias episcopales. Han llegado a acuerdos abiertos o escondidos, siempre cuidando a los violadores», afirmó durante su participación en el Foro Internacional El Significado del Informe del Comité de los Derechos del Niño a la Santa Sede e Implicaciones para México, en la Cámara de Diputados.

Lamentó que la gran mayoría de los curas pederastas no hayan sido sancionados por sus actos.

En tanto que las víctimas y sus familias han sido desalentadas y desacreditadas por las autoridades religiosas.

Aseguró que a las víctimas se les impuso la confidencialidad y el silencio como condición a cambio de obtener una indemnización financiera.

«Asunto que es peor todavía porque es humillarlas aún más».

Dijo que la transferencia de una parroquia a otra de los sacerdotes pederastas ha permitido que sigan abusando de niños.

Para Sara Oviedo, la actitud de encubrimiento de pederastas por parte de la Iglesia no ha sido coherente ni con los propios curas pederastas.

«Ellos necesitan límites. Ellos necesitan que les pongan límites si no no pueden parar. El límite es la cárcel. El límite es pagar su sentencia», mencionó.

Aseguró que la Santa Sede se ha negado a informar sobre el número de pederastas y de las víctimas. Sin embargo, dijo, se sabe que hay más de 100 mil víctimas sólo en Estados Unidos.

En tanto, Javier Hernández, representante en México del alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, dijo que el abuso sexual contra menores es un comportamiento tipificado en el código penal, por lo que las autoridades mexicanas no deben suspender la procuración de justicia, así como el que de juzgue y encarcele a quienes hayan cometido este delito independientemente de que sean sacerdotes.

«El rol de las autoridades judiciales en toda la cadena de la autoridad mexicana, es decir, la procuración el juzgamiento y obviamente la prisión no está suspendida porque las personas usen sotana o no», dijo.

Mientras que Sergio Javier Rochín del Rincón, comisionado de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas dijo que hay una violación por parte del Estado. «Estos actos repetidos, no atacados, no investigados y silenciados constituyen una violación grave a los derechos humanos. Hay una violación expresa del Estado con el silencio», aseguró durante su participación.

«El Estado no puede ser omiso, el no actuar frente al abuso de los niños y las niñas… , el ser omiso es una grave violación ya a los derechos humanos e implica responsabilidad, por tanto la Comisión Ejecutiva tomará cartas en el asunto para evitar que se sigan dando estos abusos y para generar las condiciones no sólo de no repetición, sino de sanción a los responsables de este tipo de delitos tan graves», afirmó.

entra� vЏ� �� viamente debe ser revisado por la Coordinación General Jurídica.

 

Márquez Cristerna dijo que aunque no han recibido la propuesta de reglamento para evaluar su contenido y publicarlo, la ley, aprobada en 2013, se aplica.

 

Sanciones más duras y mayor control en concesiones

Agustín Jaime Ortiz Arellano adelantó que la propuesta de Reglamento de Tránsito establece sanciones más duras para quienes conduzcan bajo efectos de bebidas embriagantes y mayor control en la entrega de concesiones de transporte público.

En el primer caso, la sanción económica incrementará de 20 a 100 salarios mínimos, es decir, de mil 200 pesos que se imponen actualmente como multa a casi 6 mil pesos.

Respecto al transporte público, el director dijo que el reglamento establece nuevas formas para concursar por concesiones, aunque no quiso revelar más detalles.

De acuerdo con el funcionario, el reglamento se apega a las necesidades actuales, pues el anterior data de 2007.


Los comentarios están cerrados.