CCE

MÉXICO, DF.- Luego de que empresarios de Nuevo León pidieran al Presidente Enrique Peña dar marcha atrás a la reforma fiscal, ayer el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) se sumó a la exigencia.

Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del organismo, expresó que hay preocupación en el gremio por los bajos niveles de crecimiento y confianza que hay en el País.

Por tanto, agregó, se necesita hacer cambios en el paquete fiscal que entró en vigor este año.

«En lo que quedamos es trabajar con mayor intensidad con el Gobierno y el Congreso para generar políticas públicas que nos permitan avanzar», afirmó en entrevista al salir de la reunión mensual de Consejo del organismo, en el Club de Industriales.

«Una pieza fundamental es la reforma fiscal, hay que hacerle modificaciones que vayan en el sentido de promover más la inversión y el empleo», añadió.

Los aspectos que deben revisarse, desde su punto de vista, son la deducción inmediata de inversiones, la recuperación al 100 por ciento de las deducciones de prestaciones a los trabajadores y que se reconsideren los impuestos a las empresas.

El líder empresarial dijo que hay mecanismos de interlocución con el Gobierno federal, como son la Comisión Intersecretarial para el Combate a la Economía Ilegal, los consejos para el crecimiento y para la productividad y la mesa de gasto público, donde se pondrá énfasis en este tema.

Esta postura coincide con la que expresó Álvaro Fernández Garza, presidente de la Cámara de la Industria de la Transformación (Caintra) de Nuevo León, el pasado miércoles.

El dirigente empresarial nuevoleonés pidió al Presidente Peña implementar cambios en la reforma fiscal para optar por impuestos al consumo y simplificar el pago de contribuciones a las pequeñas empresas.

En tanto, Gutiérrez Candiani subrayó que se debe generar una reforma hacendaría integral, con IVA generalizado.

«No estamos alcanzando los niveles de crecimiento esperados, tenemos que ver por qué».

Juan Pablo Castañón, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), advirtió también sobre el estancamiento en la economía.

Agregó que se esperaba a principio de año un crecimiento de 3.5 por ciento del PIB en 2014, pero ahora se habla de sólo un 3 por ciento.

«Que empiece un crecimiento más importante como el que esperábamos tendrá que darse a finales del segundo trimestre y esto lleva varios factores, uno es que se terminen las leyes secundarias que quedaron pendientes», comentó.


Los comentarios están cerrados.