Agencias
Agencias

Washington.- El secretario de Seguridad Interna (DHS), Jeh Johnson, estudia la posibilidad de limitar las deportaciones bajo el proceso de revisión interna de esas políticas que ordenó el presidente Barack Obama, reveló la prensa estadunidense.

Citando fuentes con conocimiento de las deliberaciones, el diario The Washington Times dijo que bajo esta nueva regla el DHS no deportaría a inmigrantes indocumentados que hayan cometido faltas o delitos considerados no graves.

De acuerdo con el diario de corte conservador, los inmigrantes que caerían en esta categoría incluyen a quienes han reingresado de manera ilegal al país luego de ser deportados o no haber comparecido ante una corte de migración como le era requerido.

Pese a que una medida de este tipo tendría un considerable impacto al evitar la separación de familias, esta quedaría muy corta de la demanda de grupos a favor de la reforma para que el mandatario ordene la suspensión de las deportaciones.

La presión para que Obama actúe en este sentido ha ido en aumento a partir de la cifra récord de casi 2 millones de deportaciones bajo su presidencia, superando por mucho las realizadas durante las dos pasadas administraciones de gobierno.

John Sandweg, quien hasta febrero pasado se desempeñó como director interino de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), dijo al diario haber promovido el cambio antes de dejar el cargo y que la idea está siendo ahora considerada por Johnson.

Igualmente el matutino citó a un promotor de la reforma que dijo haber discutido el cambio con funcionarios de la administración Obama y quien pidió mantenerse anónimo.

Empero, Clark Stevens, un vocero con el DHS dijo al Times que “cualquier reporte sobre consideraciones específicas en este momento sería prematuro”.


Los comentarios están cerrados.