Staff | ntrzacatecas.com
Staff | ntrzacatecas.com
Bullying

Zacatecas.- María, una niña de 12 años y estudiante de primer grado de secundaria, resultó con graves lesiones luego de ser agredida por una de sus compañeras, y aunque la madre de la menor ha acudido a denunciar el hecho a diversas instancias oficiales, hasta el momento no ha obtenido respuesta de las autoridades.

Incluso Verónica –madre de la menor– afirmó que al buscar que su hija fuera atendida en la clínica 4 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), se le dio un pésimo servicio, por lo que se vio obligada a trasladarse a un hospital privado para garantizar la salud de la menor.

Fue hasta que acudió a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ) cuando sus peticiones de ayuda fueron atendidas y este organismo dio inicio a la investigación correspondiente.

La agresión a María ocurrió el 27 de marzo pasado, a la salida de la secundaria, cuando fue agredida por una compañera, quien de un golpe le desvió el tabique nasal y le causó un esguince cervical de segundo grado.

Este tipo de agresiones no eran nuevas para la adolescente; según Verónica, al inicio del ciclo escolar, por consejo del Centro de Prevención y Atención de la Violencia Familiar y de Género (Cepavif), acudió con los directivos escolares para explicarles que su hija sufría de agresión desde la primaria y muchos de sus compañeros –y atacantes– estarían en la misma secundaria.

Esto le generó el temor de que su hija siguiera como blanco del acoso escolar, pero no fue escuchada.

Pese a ello, Verónica mandó a su hija a la escuela, donde las agresiones continuaron, pero hasta que éstas subieron de tono y María fue golpeada fue cuando las autoridades de la escuela Bicentenario de las Quintas, en el municipio Guadalupe, se percataron de las dimensiones de la situación.

“Fue el 27 de marzo cuando el prefecto del turno matutino llevó a María hasta la casa y, sin darme ninguna explicación, me la dejó con la nariz sangrando”, relató Verónica.

La madre, aterrorizada por el estado en que llegó su hija, decidió llevarla a las instalaciones de la Unidad de Medicina Familiar 4 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde le hicieron una revisión rápida, le dijeron que la menor no tenía nada de gravedad y que con ocho días de usar collarín sería suficiente.

Al obtener esta respuesta y no considerarla satisfactoria, Verónica llevó a la adolescente a un hospital particular; ahí, tras la valoración médica, se le indicó el uso de un collarín, mismo que no le pudo comprar en el momento porque no tenía dinero.

Además, el médico dio a conocer que las heridas de María tardarían más de 15 días en sanar y, aun cuando no ponían en riesgo su vida, eran graves y requerirían atención especial, en particular la lesión de segundo grado en las vértebras cervicales.

Estas lesiones se hicieron del conocimiento de las autoridades escolares; “la tutora de mi hija lo único que hizo fue que la agresora le ofreciera disculpas a mi niña y sentarlas a convivir juntas”, narró la denunciante.

Tras esta situación, decidió acudir a la agencia del Ministerio Público para presentar una denuncia de hechos, pero ahí no fue atendida, motivo por el cual acudió al área de justicia restaurativa.

Ya en este lugar, reunida con los padres de la menor agresora, con la finalidad de llegar a un acuerdo económico que establecía que ellos cubrieran los gastos médicos de María, éstos se negaron a pagar porque consideraron que lo que le había pasado a la menor no era tan grave, denunció.

Incluso la jueza Anabel Camacho Rojas acusó que Verónica pretendía aprovecharse de la precaria situación económica de los padres de la agresora para obligarlos a pagar los gastos médicos.

Ante la falta de acuerdos, la madre de la agredida trató de denunciar penalmente a la agresora, pero al intentarlo tampoco recibió respuesta ni apoyo, pues la agente del Ministerio Público 7 le expuso que, para ellos, las lesiones eran producto de una riña y, por consecuencia, tendrían que presentarse cargos contra ambas menores.

Esto llevaría a que María, al igual que su agresora, tendría que ser investigada y se correría el riesgo de que se levantaran cargos contra las dos menores.

Al ver que no recibía atención en ninguna de las instancias a las que acudió, el 2 de abril Verónica se presentó en la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas para interponer la queja correspondiente, para así dar inicio a la investigación correspondiente por presunta violación a los derechos del niño y violación al derecho a la legalidad y la seguridad jurídica.

Incluso, el organismo solicitó a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) su intervención para que ésta investigue los motivos por los cuales María no recibió una correcta atención médica en el IMSS, al tratarse de una instancia federal.

Posteriormente, la CDHEZ acudió al área de Jurídica de la Secretaría de Educación de Zacatecas (Seduzac) para solicitar información respecto al caso; sin embargo, a la fecha la madre de la agredida no ha obtenido respuesta alguna.

 

Con información de Alberto Amador


Nuestros lectores comentan

  1. Ramiro Ramirez A.

    Don Alberto Amador.- Presente.- Primeramente déjeme felicitarle por esta nota, verdadero periodismo, por favor le solicito que le siga dando seguimiento y atraves de Ustedes presionar para que realmente se realicen las justas cabalmente, es decir, padres evasores, pillos, malandrines, por consecuencia hijos igual, es intolerable que un padre de familia al ver que su hijo se está convirtiendo en un MOUSTRUO lo siga solapando, y las autoridades tan insensibles y tan ignorantes no alcanzan a visualizar ya de perdido la «ventana de johari» porque ni capacidad de servicio tienen, mucho menos valores agregados, pero en fin, hay culpables, pues que paguen, yo le recomiendo que aconseje a esta madre desesperada y quizás quien le puede brindar buen apoyo puede ser el Dif Estatal en la Ciudad de Zacatecas, atraves de su institución CAVIZ, directamente con la Procuradora de esa H. Institución, hoy es una palanca fuerte de apoyo para aquellos que no cuentan con respaldo y auxilio. allí tenga la plena seguridad que existe empatía y mas por la Presidenta de esa Institución Dif.