Guillermina Miranda | ntrzacatecas.com
Guillermina Miranda | ntrzacatecas.com
MONU1

Jerez de García Salinas.- Autoridades municipales solicitaron que se retire el monumento conmemorativo al centenario de la Toma de Zacatecas, debido a que se considera como un riesgo para quienes circulan por ahí.

José Ángel Flores Gutiérrez, director de Obras y Servicios Públicos en el Ayuntamiento de Jerez, dio a conocer que previo al inicio de la obra del asta bandera que realiza la Secretaría de Infraestructura, el Municipio ofreció otras opciones para su ubicación, pero no fueron aceptadas.

Comentó que el Municipio no ha emitido la autorización para que se efectúen los trabajos de la glorieta, que desde hace aproximadamente un mes se llevan a cabo en la carretera de salida a Zacatecas, a la altura del entronque a Tetillas.

En los próximos días se espera la visita de los responsables de la obra para hacer planteamientos para que sea reubicada; “si vemos que no es viable dentro de los límites que tenemos en el municipio, pediremos que se retire”, advirtió José Ángel Flores.

Asimismo, el funcionario insistió en que vía telefónica se acordó detener la obra el pasado martes, por lo que NTR Medios de Comunicación realizó un recorrido por el lugar al día siguiente y el personal continuaba con las labores de construcción.

Flores Gutiérrez dijo que la postura del Municipio es que se reubique el proyecto, pese a que éste no estuviera listo para la fecha programada, que vencerá la próxima semana.

En caso de que se hiciera caso omiso, el Reglamento de Construcción faculta al Municipio a demoler con cargo a quien efectúe los trabajos de la obra, aunque se desconoce el monto que esto podría implicar.

Por su parte, el alcalde José Manuel Viramontes Rodarte, acompañado por el secretario de Gobierno, Samuel Berumen de la Torre, y por José Ángel Flores, aseguró que esa obra, que puede poner en riesgo la vida de quienes circulan por ella, ha representado un asunto controversial y problemático, al que no se le quiere buscar culpables, sino soluciones.

Recalcó que esta acción es del gobierno estatal, y al confiar en la voluntad de ambas partes para dar solución y acatar la decisión del Municipio, pedirá su retiro y reubicación a un lugar adecuado.

Viramontes Rodarte expuso que ya se toma medidas de emergencia, que incluyen la instrucción a las direcciones de Seguridad Pública y Tránsito para que pongan señalamientos de advertencia para los transeúntes.

Por el momento, la obra fue detenida, para presentar las pruebas de sus deficiencias y, en consenso, determinar si por parte del Municipio se da el permiso para edificarla en otro sitio.


Los comentarios están cerrados.