Gabriel Rodríguez | ntrzacatecas.com
Gabriel Rodríguez | ntrzacatecas.com
Principal Cabalgata I (29)

Zacatecas.- Alrededor de 3 mil 500 jinetes participaron este sábado en la Gran Cabalgata Centenario Toma de Zacatecas y recordaron la histórica batalla del 23 de junio.

El evento comenzó poco después de las 10 horas, con la concentración de los cabalgantes procedentes de diversos estados del país, alrededor de la máquina 3030.

Al frente del contingente iba el gobernador Miguel Alonso Reyes, acompañado de Guillermo Favela, quien personificó a Francisco I. Madero, así como Narciso Martínez Alvarado, en el papel de Francisco Villa.

El recorrido inició a las 12:20 horas para avanzar por las avenidas González Ortega e Hidalgo, hasta la fuente de los Conquistadores, y siguió por la Segunda de Matamoros, hasta el puente de Lomas de Bracho.

A su paso por el corazón de la ciudad, los jinetes hicieron alto cerca del arco monumental alusivo a La Toma, en la Hidalgo, donde se tomaron la foto del recuerdo.

Al llegar al puente de Lomas de Bracho, continuaron por el camino asfaltado y subieron a La Bufa, a donde llegaron a las 14:30 horas.

Durante el recorrido, y vestido a la usanza charra de finales del siglo XIX (19), el gobernador Alonso Reyes dijo que los jinetes transitaron por los caminos donde tuvieron lugar los combates de la Toma de Zacatecas.

En ese lugar hubo una ceremonia protocolaria, en la que se dio la bienvenida a los alrededor de 3 mil 500 participantes.

Por la gran cantidad de jinetes, no pudieron concentrarse todos en la Explanada de los Héroes, a un costado del crestón, donde se entregaron reconocimientos a los coordinadores.

Cuando el primer contingente llegó al emblemático cerro, la retaguardia todavía no terminaba de pasar por la Avenida Hidalgo, informaron oficiales de Tránsito. Por ello, la circulación vehicular se abrió hasta después de las 16 horas.

Luego de la ceremonia, los cabalgantes descendieron de La Bufa por el camino antiguo a ese cerro, por Paseo de la Bufa, para ir a la Megavelaria, a donde el contingente del gobernador llegó poco después de las 16 horas.

En las inmediaciones del recinto ferial, los cabalgantes comieron frijoles charros, arroz y bistec, con agua de pepino y jamaica.

 

Recuerdan los hechos

En la Explanada de los Héroes del Cerro de la Bufa se realizaron honores a la bandera, cerca de las 14:45 horas.

Posteriormente, Raúl Cabral Soto, miembro de la Asociación de Cabalgantes de Fátima, recordó el acontecimiento suscitado en ese lugar hace un siglo.

Dijo que hacia las 17:40 horas del 23 de junio de 1914, el triunfo de la División del Norte estaba cerca; el enemigo abandonaba sus posiciones mientras huía de manera desorganizada.

“Y mandé decir al general Villa, indicó Felipe Ángeles, ya ganamos, mi general, la victoria podía darse por terminada, aunque faltaran muchos tiros por dispararse”, pronunció Cabral al leer una carta entre dichos personajes revolucionarios.

Minutos después, indicó Cabral Soto, las tropas de Villa tomaron posesión de La Bufa y el Cerro del Grillo, lo que les permitió avanzar sobre la ciudad.

“Las calles de Zacatecas presenciaron una de las peores matanzas de la Revolución; los revolucionarios acabaron con todos los soldados federales que encontraron a su paso”, recordó.

“En aquel tiempo, Zacatecas quedó devastada, lastimada y para muchos caída y débil; sin embargo, hoy nuestra ciudad luce majestuosa pues fuimos capaces de reconstruirnos y salir adelante”, agregó.

Edelmiro Ponce de León Estrada, historiador y coordinador de la Gran Cabalgata Villista de Chihuahua, refirió que a 100 años de La Toma, “aún se escuchan los lamentos de miles de muertos” que ese día infausto quedaron inertes.

“Las calles de Zacatecas estaban repletas de cadáveres y heridos entre elementos huertistas y revolucionarios, sumándose la población civil, inocente aglomerado, que bajo dos fuegos sucumbió aterrada”, refirió.

Los muertos, después de permanecer a la intemperie por varios días, mezclados con los de las bestias, fueron sepultados en una fosa común sin haber recibido alguna honra fúnebre.

Los días posteriores fueron terribles para los sobrevivientes, quienes se encargaron de levantar del campo de batalla masas informes de cuerpos mutilados.

“4 mil muertos, según las cifras oficiales, pero pudieron ser más aunque desconocemos las cantidades de civiles, porque nadie se preocupó de sumarlos”, añadió Ponce de León Estrada.

La multitud concentrada en la Explanada de los Héroes calló cuando se guardó un minuto de silencio por todas las víctimas de esa sangrienta jornada, que marcó el triunfo de la Revolución.

 

Convocados

Los alrededor de 3 mil 500 cabalgantes procedían de entidades como Coahuila, Durango, Jalisco, Aguascalientes, Chihuahua, Nuevo León, San Luis Potosí, Sinaloa, Querétaro, Guanajuato, Puebla, Estado de México y Distrito Federal, así como de los 58 municipios zacatecanos.

La convocatoria se hizo entre asociaciones independientes y asociaciones de charros con una respuesta muy positiva, “siguiendo la ruta trazada por la División del Norte en la gesta heroica del 23 de junio de 1914”, dijo el maestro de ceremonias.

Se anunció que el lunes 23 de junio será develada una escultura en el centro de la Explanada de los Héroes, además de que se inaugurará la remodelación del Museo Toma de Zacatecas.

 

Registran caídas de jinetes

Felipe Muñoz Ruvalcaba, director estatal de Protección Civil, reportó que hubo saldo blanco, aunque se cayeron de su caballo un hombre con un menor y una mujer en el centro de la ciudad por lo resbaloso del adoquín.

Indicó que trabajaron con cuatrimotos y ambulancias, a fin de abrir y cerrar el convoy en orden.

“Fuimos muy precavidos para tener todos los puntos de hidratación en ciertos lugares, y aunque se prohibió la circulación de la bebida, algunos sí las llevaron”, reconoció el funcionario.

Un oficial de Tránsito indicó que la circulación de peatones y vehículos se normalizó hasta pasadas las 16 horas en el Centro Histórico.

 

Participan funcionarios y líderes

Además estuvieron presentes Araceli Guerrero, diputada local y presidenta de la mesa directiva en el Congreso local; Carlos Peña Badillo, presidente municipal de Zacatecas; Antelmo Rojas Yánez, general de brigada diplomado de Estado Mayor y comandante de la decimoprimera Zona Militar.

También asistieron Cliserio del Real Hernández, diputado local y presidente de la Comisión Especial para la Conmemoración del Centenario de la Toma de Zacatecas; Adolfo Toribia, diputado federal; Jorge Rizo, presidente de la Federación Mexicana de Cabalgantes; y Narciso Martínez Alvarado, presidente de la Asociación de Cabalgantes de Chihuahua.

Asimismo, Enrique Flores Mendoza, secretario del Campo; Pedro Inguanzo, titular estatal de Turismo; Edelmiro Ponce de León Estrada, historiador y cronista de la Gran Cabalgata Villista de Chihuahua; José Salcido Gómez, presidente del Frente Nacional Villista; y Gustavo Salinas Íñiguez, director del Instituto Zacatecano de Cultura (IZC).


Los comentarios están cerrados.