Víctor Martínez | ntrzacatecas.com
Víctor Martínez | ntrzacatecas.com
Marcha La otra Toma (57)

Zacatecas.- Organizaciones campesinas, profesores, burócratas e integrantes de partidos políticos de izquierda dieron forma a lo que llamaron la celebración alterna por el centenario de la Toma de Zacatecas.

Los manifestantes, quienes amenizaron su marcha desde la Máquina 30-30 hasta la Plaza de Armas con tamborazo, exigían al gobierno estatal políticas públicas más justas.

Además, coincidieron en la necesidad de mantener la unidad de las fuerzas progresistas, a fin de hacer un frente común contra el neoliberalismo y las reformas fiscal, energética y laboral.

Encabezadas por El Barzón Zacatecano, organizaciones campesinas demandaban una reforma al sector que “no legalice” el despojo de las tierras a favor de las empresas transnacionales.

De acuerdo con José Narro Céspedes, líder de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA), el artículo 8 de las reformas secundarias en materia energética establece la posibilidad de agilizar la expropiación de tierras donde se detecte petróleo u otros materiales capaces de generar energía.

Lo mismo en materia minera, pues “se pretende privatizar la tierra (…) no es prioridad el campo”, según expuso.

Los manifestantes reprobaron que la propuesta del gobierno federal se enfoque en la aplicación de los programas en grandes áreas de siembra, lo que dejaría fuera a quienes carecen de éstas.

Otro tema fundamental para estas organizaciones es el impulso a una banca de desarrollo, así como destinar 80 por ciento de los recursos a esquemas agropecuarios que beneficien a pequeños productores.

Asimismo, una política que genere precios de garantía, con el objetivo de evitar que el campesino pierda debido a que son más caros los insumos que el precio de venta del producto, además de frenar los transgénicos.

A su vez, docentes y burócratas exigían que se mantenga el subsidio del impuesto sobre la renta (ISR), pues –sostuvieron– todavía es válido para este año; “el gobierno no cumplió sus compromisos”, reprochó Víctor Hugo Montoya, vocero del Movimiento Democrático Magisterial de Zacatecas (MDMZ).

María Magdalena Montoya, estudiante de la Escuela Normal Rural General Matías Ramos Santos, de San Marcos, Loreto, precisó la necesidad de que los ciudadanos luchen por sus derechos; “la División del Norte no ha desensillado”, expresó.

Las calles del Centro Histórico fueron cerradas al tránsito vehicular desde las 11 horas hasta poco después de las 13 horas, luego de que los manifestantes hicieran un pronunciamiento sobre “la otra Toma de Zacatecas”.

Estudiantes de la Escuela Normal Rural General Matías Ramos Santos, de San Marcos, Loreto, también se unieron a esta celebración alterna y bloquearon calles del Centro.

 

 TE RECOMENDAMOS:

Escenifican La Toma de Zacatecas

Destaca Peña importancia del Gasoducto Centenario

Realizan desfile cívico-militar para celebrar La Toma

Compara Peña juego con Toma de Zacatecas

Organizaciones sociales exigen políticas justas

Insuficiente, transporte para escenificación de La Toma

Advierten ciudadanos riesgos por obras carrereadas en gasoducto

En un mes llegará el gas natural: Patricia Salinas

 


Nuestros lectores comentan

  1. Con profunda pena y vergüenza, fui testigo de la celebración alterna de la toma de zacatecas, la cual demostró una vez más que es solo la representación teatral de los partidos políticos que se dicen ser de izquierda y que viven mantenidos por el propio gobierno. Luis medina lizalde patético, benohueva Bañuelos hipócrita, Saúl Monreal tarado, José Narro vividor: esa es la izquierda viles mantenidos por el gobierno y saqueadores del pueblo.

  2. No se si serán saqueadores del pueblo, pero sus demandas son justas, por ejemplo: precios de garantía para los productos del campo, contra la reforma fiscal, reforma «educativa» (es reforma laboral), en cuanto a que «viven mantenidos por el propio gobierno» ¿de donde saca el «propio gobierno el dinero para todos esos gastos?, el gobierno no da un centavo de su bolsa, se llena las bolsas de los impuestos usureros que nos cobra.