Alberto Amador | ntrzacatecas.com
Alberto Amador | ntrzacatecas.com
IMG_2521

Zacatecas.- Aunque las autoridades estatales informaron que las obras del gasoducto estaban concluidas, la empresa constructora dejó pendiente la repavimentación de algunas zonas en el bulevar Adolfo López Mateos, donde hay baches y bordos.

Los daños en la cinta asfáltica se notan desde el Hospital General del Instituto de Seguridad  y  Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) hasta después de la Plaza Bicentenario.

En el carril de baja velocidad, a la altura de la Secundaria Técnica 1, hay daños y siguen las reparaciones; a unos metros hay otro bache de aproximadamente 50 centímetros de diámetro.

Conforme se avanza hacia Plaza Bicentenario las fallas son más notorias, pues en algunos lugares permanece abierta la zanja donde se colocó el ducto, que transportará gas natural.

Las aceras se encuentran dañadas, además de que hay tierra y lodo, lo que dificulta y hace lento el paso de los transeúntes.

La calle Pánfilo Natera, que baja desde colonias aledañas a las vías del tren hasta el bulevar, tiene grandes hoyos que han sido tapados con plataformas metálicas, lo que dificulta el paso de vehículos.

A esa altura, pero sobre el bulevar, la parada de autobuses de la Plaza Bicentenario se encuentra deshecha por las obras y para los transeúntes es difícil pasar por ahí.

Las irregularidades del pavimento han ocasionado lesiones, como torceduras o esguinces de tobillo, a los peatones.

Las autoridades informaron que reabrirán algunos tramos, por lo que zacatecanos exigen que dejen en buenas condiciones esta vía de comunicación.


Los comentarios están cerrados.