Alberto Amador | ntrzacatecas.com
Alberto Amador | ntrzacatecas.com
bullying

Guadalupe.- ‘Juanito’ es un niño que estudia en una primaria ubicada en la colonia El Salero quien durante todo el ciclo escolar sufrió acoso y maltrato por parte de sus compañeros.

Su papá, quien decidió omitir su nombre y el del menor, relató que los compañeros de ‘Juanito’, en repetidas ocasiones, lo hicieron lamer el piso del salón y de los baños.

“Dice (Juanito) que lamió poquito, pero, pues es muy triste, incluso, dice que unos niños lo grabaron”, relató el padre en tono de lamento.

Comentó que desde aquel hecho, el niño bajó su rendimiento escolar y ha tenido que tomar terapia psicológica.

Cuando los papás de ‘Juanito’ empezaron a ver que cambio su comportamiento, decidieron ‘encarar’ al menor y averiguar qué era lo que le pasaba.

“Mi hijo en las noches sufría un poquito de trastornos, como del sueño; platicaba y era un niño muy alegre y de repente comenzó a caer poquito y así (sic); vimos cambio de actitud y averiguamos qué pasaba”, comentó el padre.

“Al haber lamido el piso, tanto del baño, como del mismo salón, el profesor llevó a los agresores a la dirección, quienes habían grabado los sucesos, y la medida preventiva del director fue borrar las evidencias”, expuso.

Dado a estos acontecimientos, Juanito se ha aislado del grupo hasta quedarse solo, situación que ha repercutido en su vida diaria.

Los papás del menor decidieron que tomara un tratamiento psicológico, y con el cambio de escuela, a una institución privada, esperan que pueda salir adelante.

 

Denuncias del bullying aumentan de 2010 a 2014

De 2010 a la fecha se han presentado 11 casos de bullying que atiende directamente la Procuraduría General de Justicia del Estado de Zacatecas (PGJEZ), informó Jesús Manuel Valerio, director general de investigaciones.

La falta de cultura para denunciar provoca que estos casos no se vean disparados en el registro y no se tenga un conteo preciso de los hechos que ocurren en el estado.

En 2010 no se presentaron denuncias por parte de implicados; sin embargo, en lo que va de 2014 se han documentado cinco casos, de los cuales, dos ya están por iniciar un proceso judicial.

“El bullying como tal no es un (delito) tipo penal, el bullying, puede producir una lesión física, una alteración del estado de salud de una persona o bien una lesión psicológica, que es lo que primordialmente genera este fenómeno” apuntó el director.

Dado a que este delito es a petición de parte, es decir, que se requiere que el afectado llegue en conjunto de un familiar, mayor de edad, para que se pueda levantar una denuncia.

Jesús Manuel Valerio, explicó que la PGJEZ tiene un área especializada para revisar los videos o publicaciones que se den en las redes sociales que causen morbo o algún tipo de especulación respecto a estos casos.

Sin embargo, no todos los que se han visto implicados en estos casos, interponen denuncias ante estas instancias.

“La tecnología permite a los agresores no sólo consumar sus conductas, sino inclusive hasta publicarlas, lo que genera un doble perjuicio en la esfera de garantías del menor” explicó el director.

Una fractura, lesiones que afecten órganos vitales, lesiones que pongan en riesgo la vida del afectado son las acciones que determinarían que se realice una investigación sin requerir autorización y hasta las últimas consecuencias.

 

Las lesiones graves, son las que llevan al MP

Lorena Lamas, Procuradora del Menor, la Mujer y la Familia del sistema Desarrollo Integral de la Familia estatal (SEDIF) explicó que los casos de bullying que el  Ministerio Público ha recibido son porque ya son de gravedad.

Aunque no precisó el dato, la procuradora expuso que para llegar a esta instancia deberán presentarse lesiones graves para que se pueda proceder ante las instancias.

También explicó que es mejor llegar a las vías de conciliación, y es lo que se busca primordialmente antes de llegar a realizar una querella en las instancias judiciales.

“Hemos detectado algunos casos, donde prácticamente ha sido necesaria una denuncia formal ante el Ministerio Público puesto que se trata de casos muy graves”, explicó la procuradora.

Aunque han sido pocas las denuncias, argumenta la titular, se les bridan todas sus posibilidades para poder subsanar el problema.

También se ofrecen talleres para familiares, porque en la mayoría de los casos la presencia de la violencia escolar viene de la familia.

 

TE RECOMENDAMOS:

Anuncia Seduzac programa Convivencia Escolar, contra bullying

Alertan a padres sobre ciberbullying

Instaura Cobaez modelo para erradicar el bullying

Conflictos familiares causan bullying: docentes

Bullying y violencia destacan en parlamento infantil

Ignora autoridad a víctima de bullying

Caso de ‘bullying’ indigna a Zacatecas

 

 


Nuestros lectores comentan

  1. Bueno mi comentario sobre esta lamentable situación, es el estar al pendiente del comportamiento de los niños que conforman dichas instituciones; mi comentario no es para culpar o encontrar un culpable; si no para dar una solución; el cual seria que se tendria que invitar a el alumno agresor, a que se ocupe en actividades que lo distraigan de dicho delito, y el tipo de actividad deveria de ser algo que a el le haga pensar el hacer este tipo de actos. Dicha actividad deve de hacerse en presencia del director y conocimiento de los padres; bueno el conocimiento es que esten enterado de dicha actividad o actividades que se le tendran que aplicar a dicho niño o niños.