Staff/ntrzacatecas.com
Staff/ntrzacatecas.com

Ya se sabe que la Auditoría Superior del Estado tiene enfilado un proceso interesante sobre el ex director del Colegio de Bachilleres Mario Alberto Caballero Ramírez por el asunto –todavía no resuelto– de una lanota que se gastó sin respaldo presupuestal.

Y también se sabe que Mario Caballero está tratando de defenderse solito y su alma, aunque –se asegura– desde el gobierno ya le aconsejaron que mejor se consiga un buen abogado. Pero uno bueno. El asunto está en manos de los diputados y, conociéndolos, quién sabe qué vayan a hacer con él.

Pero lo que se ha sabido últimamente es que hay todavía por ahí el recuerdo de personajes que, conociendo al propio Mario, ya le habían aconsejado al gobierno que no se lo llevara… y se lo llevó. A ver si ahora no se lo lleva a bailar a él…

Mientras tanto, en el flanco gubernamental de la obra pública –o sea, en las oficinas de la Secretaría de Infraestructura– aseguran que las señaladas irregularidades de Mario Caballero en el Cobaez son ridiculeces, comparadas con lo que pasa en esa dependencia.

Los trabajadores de la dependencia que dicen que saben casi todo aseguran además que este Mario (Rodríguez Márquez) está “ecológicamente blindado”, al grado que le vale dos cacahuates lo que de él se opine y se diga, aunque quien opine sea el mismísimo gobernador Miguel Alonso Reyes.

Y es que hasta donde saben “los de adentro”, este Mario sigue en lo suyo (el negocio), pues dicen que dice que tiene de donde “agarrarse”, con todo y que el gobernador (se sabe de sobra) está supermolesto y en cualquier momento podría incluso tomar una decisión que sorprenda a más de tres… que también están en el negocio.

Con cierta envidia disfrazada y falso amiguismo, hubo este inicio de semana comentarios diversos sobre las mini-vacaciones que se dio Paloma de la Luz Martínez Aranda, directora de las preparatorias estatales, en Mazatlán.

Poco parece importarle, dicen sus detractores, las acusaciones que desde junio le vienen haciendo trabajadores de la Sección 58 del SNTE –como lo publicó incluso NTR– sobre que supuestamente no tiene título universitario y que anda dando plazas a diestra y siniestra, nomás porque “vino la instrucción de México”.

Pero es que dicen que tiene amiguis muy poderosos y por eso se la pasa subiendo a su página de feisbuc fotos con el gobernador, con los secretarios, con los asesores y con medio mundo, repitiéndoles a todos que son SUS amigos. No cayó bien.

Dizque ya salió la solución para que los usuarios de la alberca olímpica de Guadalupe (esa que funciona un mes sí y dos no) vuelvan a disponer del espacio para hacer ejercicio y mantenerse en forma.

Y no será darle mantenimiento ni llamar técnicos de fuera. Será, simple y sencillamente, ¡poner otra caldera! La anterior ya de plano no dio el ancho y mejor no la arreglarán, porque no tiene caso alguno.

Dicen por ahí que, tal como dijo en su informe el alcalde Roberto Luévano, es parte de “poner en orden la casa” luego del enooorme desorden que dicen que le dejaron. Pero por eso mismo, aseguran, es capaz de que se le acaben los tres años y no acabe de arreglar todo lo desarreglado. No se sabe si esos comentarios son para ayudarlo o desgraciarlo.


Los comentarios están cerrados.