¡Y que vuela la paloma! Sí, aquella funcionaria cuestionada –por algunos de sus propios compañeros, dicen– que a pesar de estar a cargo de las prepas estatales cuentan que ni siquiera tiene la suya terminada. Voló de Facebook.
De la noche a la mañana, luego de que empezaron los señalamientos, la susodicha Paloma de la Luz Martínez hizo un singular acto de magia y desapareció su perfil de la red social, quizá pensando que así a la gente se le olvidaría.
Ya corren los rumores de que, aprovechando el viaje, le vuele a la famosa Plaza de Santo Domingo en la ciudad de México y quizá en una de ésas hasta consigue un papelito que demuestre –ajá– que sí terminó la prepa y hasta una carrera, maestría o doctorado. Con el poder de su firma.

El que no vuela para nada (y dicen que se sigue sintiendo muy seguro de sí) es el ex director del Cobaez, Mario Caballero Ramírez, y la muestra de ello fue la entrevista que, muy amablemente, le hizo Paco Elizondo en el noticiero oficial de la radio oficial.
Nadie sabe a honras de qué lo hizo a través de la estación gubernamental, cuando es el mismo gobierno quien dicen que lo investiga. Y por esa duda, hay quienes se preguntan si lo invitó el propio conductor Elizondo… o si la invitación vino desde arriba, de la directora Teresa Velázquez.
Curiosa sería la decisión, de ser esta última, tomando en cuenta que es esposa de un columnista que también le ha señalado lo mismo a Caballero desde otro medio impreso. Para que se vea la modernidad y la pluralidad de ideas…
Por cierto, ¿es ella quien se ocupará del presunto canal de televisión oficial que quieren traer? A ver si no resulta que el conductor estrella será… Mario Caballero.

Y a propósito de la radio oficial, también resulta curioso que el mismo conductor del noticiero matutino “se brinque” noticias que le afectan a la imagen del gobierno estatal. ¿Será también que en eso tiene línea?
Y es que sus propios radioescuchas ya llevan varios días comentando que, cuando El Diario NTR presenta notas principales que revelan ineficiencias u omisiones o irregularidades gubernamentales, él se va a alguna otra de menor relevancia y prefiere dar una versión light.
Ups. Sería muy feo que, a sabiendas de que la gente no se chupa el dedo y puede ver el periódico en Internet o en la calle o en los cafés o en los puestos de revistas, intenten “ocultar” esa información al aire. ¿A poco ya también estará Tere Velázquez aplicando censura ahí mismo?

¿Qué les estará pasando a las cuentas de redes sociales de los burócratas? Por ejemplo, en cuanto se empezó a mencionar y correr el rumor (muy adelantado, por cierto) de que podría ser candidato a diputado federal, Le Roy Barragán se soltó el pelo publicando de todo.
Desde los buenos días, felicitaciones de cumpleaños, las buenas tardes, los eventos del día, las buenas noches y hasta alguna reflexión (copiada de otro lado, claro), plagaban su uso de redes sociales. Y de repente… se desinfló.
Ya si acaso sólo publica algunas de las fotos que se toma con personajes de visita en Zacatecas y párenle de contar. ¿A poco ya no le va a seguir con la campaña en Internet? Digo, al cabo ni siquiera regulada está… Y así por el estilo andan otros, cuya presencia virtual se vino abajo de repente. ¿También los censuraron?


Los comentarios están cerrados.