SAÚL ORTEGA
SAÚL ORTEGA

glorietas-zacatecasAnte la mala planeación de las glorietas conmemorativas del centenario de la Toma de Zacatecas, al menos en los municipios de Villanueva y Fresnillo será necesario realizar inversiones adicionales para que éstas no representen un riesgo para la población.

En el caso de Villanueva, el presidente municipal Miguel Ángel Torres Rosales informó que será necesario realizar una inversión de 3 millones de pesos para garantizar la seguridad de las personas que viven alrededor de la glorieta.

En tanto que en Fresnillo será necesario demoler la actual glorieta y programar su reubicación, dio a conocer el alcalde Benjamín Medrano Quezada.

Aun cuando la Secretaría de Infraestructura (Sinfra) aseguró que estos espacios conmemorativos del centenario de la Toma de Zacatecas estarían listos en septiembre, a la fecha muchos de ellos siguen en construcción.

Torres Rosales informó que la construcción en su municipio se realizó por etapas debido a que el contratista que la inició dejó la obra inconclusa y tuvo que ser personal de la Sinfra el que le dio continuidad a los trabajos.

Explicó que el mayor problema fue que, al construir la glorieta, muchas casas quedaron por debajo del nivel de la carretera; “esto trae como consecuencia que con las aguas pluviales se inunde esta zona”.

Ahora el ayuntamiento está obligado a invertir 3 millones de pesos en la construcción de cunetas de captación de agua de lluvia para evitar daños en las casas y los negocios cercanos.

En este gasto se contempla además la pavimentación de las laterales y la construcción de bocas de tormenta que tendrán que presupuestarse para 2015.

“Además, tenemos que revisar la calidad de la obra, porque tiene contemplada carpeta asfáltica de 4 centímetros y eso nos va a generar un problema, porque por ahí pasa tránsito pesado y nos va a generar un problema para el municipio”, agregó Torres Rosales.

Tras la supervisión que se realice “vamos a determinar si la demolemos o la dejamos; esto estará listo el próximo jueves”.

 

Cancelada… y en suspenso
Respecto a la situación de la glorieta de la muerte construida en Jerez, el alcalde José Manuel Viramontes aseguró que, desde el ámbito de su ayuntamiento, la obra quedó cancelada por el cabildo, y es un hecho que se habrá de demoler para evitarle problemas de circulación a quienes transitan por esta cabecera municipal.

Luego de la cancelación oficial de la obra y hasta el momento, explicó el acalde, “lo único que ha hecho el gobierno (del estado) es ir a limpiar, retirar la arena y todo el material que estaba (ahí) ya lo quitaron”, pero es que además el propio ayuntamiento solicitó al gobierno estatal, a través de la Secretaría de la Función Pública (SFP), que se auditara la obra.

“La auditoría no se ha concluido, a pesar de que le he pedido a Guillermo Huizar que le dé celeridad al asunto y no quiero que digan que por culpa nuestra (del ayuntamiento) no la auditaron porque la destruimos, pero en cuanto termine, tendrá que ser demolida, y además tienen que poner otra vez el concreto asfáltico de la carretera, a cargo del estado. No queremos ser parte de esas obras”, concluyó.

 

Más gastos
En el caso de Fresnillo, la glorieta tendrá que ser reubicada, informó el presidente municipal Benjamín Medrano Quezada, quien aceptó que el punto donde se encuentra la obra ha generado varios problemas.

Expuso que la glorieta tendrá que ser construida a espaldas del Ágora, o bien, en el camino a la comunidad San José; “en estos puntos no dañaría nada y le daría un buen aspecto a estos dos puntos”.

Agregó que en el lugar donde se construye, sobre el bulevar de entrada a El Mineral, “no se midió el peligro porque es una vía en la que alcanzas alta velocidad y se corría el riesgo de estamparse contra la glorieta”.

Incluso en el lugar de la construcción existe un tramo de aproximadamente 600 metros donde dejó de funcionar el alumbrado público, presuntamente debido a la obra.

En este punto, durante la construcción, se registraron al menos seis accidentes, por lo que se determinó la necesidad de recortar la glorieta, lo que no fue suficiente.

El presidente municipal advirtió que con esta reubicación será necesario que la Sinfra invierta más recursos, “porque además tendrán que demoler la glorieta, realizar la nueva construcción y reencarpetar donde se inició la obra”.


Los comentarios están cerrados.