Reforma
Reforma
Cancelan licitación de tren a Querétaro

México.- Debido a dudas sobre la transparencia en la asignación del contrato, el Presidente Enrique Peña revocó anoche el fallo que asignó a un consorcio de empresas chinas, francesas y mexicanas la construcción del Tren de alta velocidad México-Querétaro.

«El señor Presidente cree (sic) que este proyecto tan importante para México, no sea cuestionado y tenga claridad absoluta. Por eso, esperamos en la nueva licitación que saldrá en unos días o semanas más, tenga más participación de los fabricantes de trenes», dijo el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza al noticiero nocturno de Televisa, al confirmar la decisión presidencial.

Apenas el pasado lunes la obra valuada en 58 mil millones de pesos fue asignada a un consorcio encabezado por la empresa China Railway, junto con cuatro empresas mexicanas y una francesa, siendo los únicos postulantes pues otras 16 empresas participantes se desistieron previamente alegando falta de tiempo para preparar el proyecto.

Los líderes de empresas mexicanas del consorcio ganador, Hipólito Gerard de GIA+A; Juan Armando Hinojosa, de Constructora Teya, y Olegario Vázquez, de Prodemex, son considerados cercanos al Gobierno federal; ello adicionado al apresuramiento reclamado por otras empresas postulantes y la opacidad en los procedimientos, provocó amplio cuestionamiento sobre la licitación.

Un par de horas antes del anuncio de revocación, Ruiz Esparza había defendido la licitación ante senadores en una ríspida comparecencia a la que fue citado para aclarar dudas sobre el proyecto del tren.

Ante los legisladores el funcionario negó que hubiera corrupción en la adjudicación de contratos para megaproyectos en la actual Administración.

Ruiz Esparza fue cuestionado por el senador Javier Corral, quien citó una información publicada por REFORMA el miércoles en el sentido de que los 10 convenios de transporte más grandes adjudicados por el Gobierno federal han sido ganados por empresas cercanas al PRI y al Gobierno.

«Me preocupan comentarios, como ése de REFORMA, que yo creo que le hacen más daño al País que muchas otras cosas mucho más malas», respondió el titular de la SCT.

También explicó que si no apresuraban la licitación, «era altamente probable que el consorcio chino retirara su oferta» pues un crédito de Exim Bank que financiaría el 85 por ciento de la obra tenía vencimiento el 20 de marzo.

«No es un tema de amistades, es un tema de empresas», replicó.

La senadora panista por Querétaro, Marcela Torres, solicitó revocar la concesión, lo que el Secretario en ese momento rechazó.

«Hay opacidad, corrupción y una fractura en la confianza en todas las instituciones mexicanas. Le solicitaría que se declare desierto el proyecto y que se reponga la licitación», pidió la senadora.

Apenas salió del Senado y Ruiz Esparza recibió una contraorden: aceptar la revocación.

«Estoy feliz con la noticia. Por el bien de los mexicanos; reconozco la decisión del Presidente», dijo a la medianoche la senadora Torres.


Los comentarios están cerrados.