Notimex | ntrzacatecas.com
Notimex | ntrzacatecas.com
Foto Archivo
Foto Archivo

Washington.- El presidente Barack Obama señaló hoy que las acciones ejecutivas que anunció a favor de millones de indocumentados son un primer paso en los esfuerzos de su administración hacia una reforma migratoria aprobada en el Congreso.

“No me voy a dar por vencido”, dijo Obama al hablar en la escuela secundaria Del Sol en Las Vegas, donde hizo un nuevo llamado a los republicanos en la Cámara de Representantes a aprobar una iniciativa de reforma migratoria, que dejará sin efecto las medidas que anunció la víspera.

“Para los miembros del Congreso que cuestionan mi autoridad para mejorar un poco el sistema migratorio, sólo tengo una respuesta simple: Aprueben una iniciativa, nadie los está deteniendo para que lo hagan, pasen una ley”, apuntó.

Ante un receptivo auditorio, en el que no faltó quien lo cuestionara debido al considerable aunque parcial alcance de su plan, como el joven hispano José Patiño, Obama indicó que este era apenas el primer paso hacia una reforma migratoria.

“Este es el primer paso, no es el único paso, pero tenemos mucho más trabajo por hacer”, respondió el mandatario, al reconocer que no todos los inmigrantes indocumentados podrán beneficiarse de estas acciones.

El joven Patiño, cuyos padres se encuentran en el país de manera indocumentada de acuerdo con reportes de prensa, se retiró del evento antes de que finalizará el discurso de Obama sin poder contener las lágrimas, según lo mostraron algunas imágenes de televisión.

El mandatario desestimó las críticas del presidente de la cámara baja, el republicano John Boehner, quien lo acusó de haber saboteado la posibilidad de que el Congreso apruebe una reforma migratoria.

Sonriente, Obama se dijo confundido por el comentario, al indicar que “yo no disolví el Congreso. Esa no es la manera que nuestro sistema funciona. Tampoco dejé al Senado y la cámara (de representantes) sin la gente que maneja las iniciativas”.

“Ellos pueden aún aprobar una iniciativa. Yo no tengo un voto en el Congreso, no me necesitan para pasar una ley, sólo tienen que pasar una iniciativa”, insistió.

Obama incluso bromeó que en sus esfuerzos para empujar una iniciativa de reforma en la cámara, se ofreció incluso como sirviente de Boehner.

“Le dije te voy a lavar tu automóvil, voy a pasear tu perro, haré lo que necesites, pero sólo presenta una iniciativa y convoca a una votación; así es como se supone que debe funcionar la democracia”, dijo.

Poco antes de su llegada a Las Vegas, el mandatario firmó a bordo del avión presidencial dos memorandos ejecutivos para crear un grupo de trabajo para la integración de los inmigrantes y otro más para modernizar el sistema de visas.

 


Los comentarios están cerrados.