ACOPIO1

Juan Aldama.- Enrique Flores Mendoza, titular de la Secretaría del Campo (Secampo), informó que fueron habilitadas 52 bodegas, administradas por 18 empresas comercializadoras, en 12 municipios y 29 localidades, como parte del Programa de Incentivos a la Comercialización de Frijol.

El funcionario supervisó los centros de acopio de Sombrerete, Sain Alto, Miguel Auza, Juan Aldama y Río Grande, en apego a las indicaciones del gobernador Miguel Alonso Reyes.

Flores Mendoza destacó que el objetivo es acopiar 90 mil toneladas a un precio piso de 8 pesos por kilo de las variedades negros, pintos y claros;agregó que durante los primeros días recibieron 5 mil 500 toneladas, que se traducen en 25 por ciento de frijol pinto, 10 de claro y 65 de negro.

El titular de la Secampo explicó que buscan apoyar a pequeños y medianos productores, de quienes se recibirá el volumen correspondiente a 20 hectáreas, que, según el rendimiento promedio en la región frijolera, asciende a mil 40 kilogramos por hectárea.

Detalló que el Programa de Incentivos a la Comercialización de Frijol de la cosecha primavera-verano 2014 fue implementado por los tres órdenes de gobierno para garantizar mejores condiciones de venta y fortalecer el precio del grano.

Los centros de acopio se identifican con lonas, en las que se muestran porcentajes permitidos de impureza, daño y variedades acerca de la recepción del grano, con base en el peso neto analizado de la calidad primera de la Norma Oficial Mexicana de frijol de 2002.

Flores Mendoza mencionó que el programa estará vigente hasta el 31 de enero de 2015, mientras que las empresas acopiadoras deberán pagar al productor en un periodo máximo de 15 días hábiles posterior al ingreso del grano.

Para ello, explicó,“realizamos una revisión directa con los bancos donde se ubican las líneas de crédito de las empresas, con el objetivo de autorizar un volumen de acopio acorde con su financiamiento y asegurar el pago oportuno al productor”.

Además, fue implementado un software que permitirá acotar el volumen acopiado acorde con las líneas de crédito de las empresas y a los volúmenes de los tres tipos de frijol autorizados.

Un beneficio adicional del gobierno federal, por conducto de Apoyos y Servicios a la Comercialización Agropecuaria (Aserca), es el incentivo de 2 pesos por kilo ingresado en los centros de acopio, con cargo al presupuesto de 2015; así, en términos reales, el productor recibirá 10 pesos por kilogramo.

El titular de la Secampo dijo que también se implementó una contraloría social, que ha designado responsables en cada centro de acopio para supervisar la recepción correcta del grano.

De igual manera, Enrique Flores recordó que vigilarán el pago correcto y la captación de frijol de todas las variedades autorizadas; en caso de detectar alguna irregularidad, deberán informar para que las autoridades intervengan de inmediato, resaltó.

Por primera vez, logró que Zacatecas tenga establecidos los mismos precios de referencia que Durango y Chihuahua, así como una homologación sin importar la variedad de frijol.

De manera paralela a la supervisión de los centros de acopio, refirió,“realizaremos una reunión con técnicos del Programa de Diversificación Productiva para evaluar los alcances y logros de esta estrategia, que impulsa cultivos como cebada maltera, trigo y girasol”.

Con estas acciones se excluyeron 40 mil hectáreas de la siembra de frijol, lo que ayudó a evitar la saturación del mercado de este grano y, de esta forma, obtener un mejor precio, disminuir la erosión de los suelos y mejorar condiciones para la cosecha de agua.

Flores Mendoza exhortó a los productores a que no vendan su grano por debajo de los precios considerados en los centros habilitados para el acopio del frijol.

En el recorrido de supervisión fue acompañado por los alcaldes de Sombrerete, Juan Pablo Castañeda Lizardo, y de Río Grande, Constantino Castañeda Muñoz, así como por funcionarios de Aserca y  Fideicomiso de Riesgo Compartido (Firco).

 


Los comentarios están cerrados.