Gilberto Crespo | ntrzacatecas.com
Gilberto Crespo | ntrzacatecas.com
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fresnillo.- Por 60 años, la familia fresnillense García Rodríguez ha conservado las tradiciones mexicanas para celebrar la época navideña, pues por dicho lapso de tiempo, los 45 integrantes de ésta, se reúnen en la casa de la señora Alicia, madre y abuela de ellos, a realizar las nueve posadas, poner el nacimiento del niño Dios y preparar los platillos típicos de esta temporada.

Estas actividades las realizan con el objetivo de inculcar en las nuevas generaciones la verdadera razón por la que los mexicanos celebran esta temporada del año.

Luis Alberto Torres Delgado, catequista y filósofo del municipio, explicó que el colocar un nacimiento fue algo propuesto por San Francisco de Asís, con el objetivo de escenificar el nacimiento de Cristo y demostrar cómo fue que llegó al mundo la evangelización.

En el caso de las posadas, argumentó que es una tradición mexicana que representa el peregrinaje que realizaron José y María, padres de Jesús, hasta llegar a Belén, lugar en el que nació Jesús.

Detalló que en estas tradicionales posadas también se acostumbra llevar piñatas de siete picos, mismas que simbolizan la misma cantidad de pecados capitales, cuando una persona golpea los picos, demuestra que está rechazándolos.

Además precisó que se procura que la piñata tenga dulces para que al caer, representen la gracia que es derramada ante las personas y liberándose de los pecados.

Sin embargo, Carlos López Gámez, historiador del municipio, informó que desde hace 25 años estas tradiciones se han perdido, ya que precisó que son pocas las familias fresnillenses que continúan practicándolas.

“Escasos son los domicilios particulares de Fresnillo en los que aún se coloca un nacimiento, e incluso también las que hacen posadas, pues años atrás se escuchaban los cantos por varias calles, pero a la fecha ya no”, agregó.

Lamentó que a pesar de que la mayoría de los fresnillenses pertenecen a la religión católica, misma que fomenta estas tradiciones, las dejen de lado y le den prioridad a otras actividades.

Lo anterior debido a que, argumentó, las personas han puesto el término de posadas a aquellas reuniones en las que solamente se juntan para comer o ingerir bebidas alcohólicas, pero olvidando que en éstas se debe rezar, se canta y se ofrecen colaciones a los involucrados.

Incluso reveló que la mayoría de las familias fresnillenses han adoptado costumbre del país vecino y “lo único importante para ellos es colocar un árbol en su domicilio olvidando la razón por la que se celebra la Navidad, es decir, el nacimiento de Jesús”.

López Gámez culpó a los padres de familia por la pérdida de estas tradiciones, pues argumentó que no han inculcado a sus hijos las costumbres enseñadas por sus abuelos.

Consideró que de no ponerlas en práctica llegará el tiempo en el que sean olvidadas por completo, y que la única manera de celebrar la Navidad en Fresnillo sea mediante costumbres de los Estados Unidos.

“Los fresnillenses están olvidando al Niño Dios, pues hay algunos que mencionan más a Santa Claus, figura americana, antes que al niño Jesús” agregó.


Los comentarios están cerrados.