Notimex
Notimex
Cristina Fernández de Kirchner

Buenos Aires.- La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, convocó hoy a impedir que se desvíe y se mienta en el juicio por encubrimiento del ataque terrorista sufrido en 1994 en la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) que está por comenzar.

Fernández de Kirchner, quien no puede caminar por una lesión en el tobillo que sufrió en diciembre pasado, volvió a utilizar las redes sociales para pronunciarse en medio de la conmoción que produjo la muerte de Alberto Nisman, el fiscal del caso AMIA que la acusó de proteger a terroristas iraníes.

“Lo más importante es advertir que se intenta hacer con el juicio de encubrimiento lo que se hizo con el juicio principal 21 años atrás: desviar, mentir, tapar, confundir”, denunció.

Hoy más que nunca, agregó, “no se debe permitir que una vez más se intente hacer con el juicio de encubrimiento lo que ya se hizo con la causa principal. Porque se descubrirá a los autores del atentado cuando se sepa quiénes los encubrieron”.

Añadió que “los delitos no tienen razones, sólo tienen móviles, y en Argentina todavía debemos explicar lo más obvio y simple”, en referencia al atentado que dejó un saldo de 85 muertos y centenares de heridos.

La presidenta reiteró que “curiosa y sugestivamente” se intenta convertir, 21 años más tarde, en encubridores a miembros de este gobierno, ella incluida, “por tratar de que se le pueda tomar declaración a los imputados iraníes mediante un Tratado Internacional aprobado por Ley del Congreso”.

Fernández de Kirchner se refirió así al Memorándum de Entendimiento que Argentina e Irán firmaron en 2013 y a través del cual la república islámica se comprometió a colaborar por primera vez en la investigación y permitir que los acusados iraníes fueran interrogados en Teherán.

Según el fallecido fiscal Nisman, el acuerdo en realidad fue una maniobra que encabezó la presidenta para ofrecer a Irán la impunidad de sus ciudadanos mediante la eliminación de las “alertas rojas” de detención por parte de Interpol, a cambio de reanudar las relaciones comerciales.

Nisman solicitó y obtuvo el procesamiento del ex presidente Carlos Menem (1989-1999) y su hermano y entonces secretario Munir Menem, a quienes acusó de haber entorpecido la investigación del atentado, al igual que el exsecretaría de Inteligencia y su segundo, Hugo Anzorreguy y Carlos Anchezar.

También denunció al excomisario Jorge Palacios, a Juan José Galeano, el primer juez que tuvo la causa; a los exfiscales Federales Eamon Mullen y José Barbaccia, y el extitular de la Delegación de Asociaciones Argentinas Israelitas, Rubén Beraja.

Todos ellos serán llevados al banquillo de los acusados en un juicio por encubrimiento que ahora se acelerará, luego de la crisis política que provocó el presunto suicidio del fiscal Nisman.


Los comentarios están cerrados.